El analista ofrece su punto de vista sobre cuáles son las mejores posibilidades que se plantean en el mercado en tanto en cuanto el precio de la vivienda ha vuelto a subir.
La subida del precio de los hogares en Estados Unidos es perjudicial para el sector de la construcción, pero podría ser beneficioso para otras industrias. Ese es el punto de vista de Jim Cramer que considera que este incremento ofrecerá rentabilidades en otras compañías. Sería, por tanto, una buena oportunidad de inversión.

“Vemos una buena progresión, no muy espectacular ni tampoco muy débil, pero es importante”, asegura el experto en unas declaraciones a The Street. Pero en este sentido va más allá.

“Esto puede ser positivo para empresas como Home Depot porque si la gente compra menos viviendas eso quiere decir que a las minoristas les irá bien, son parte de la economía, al verse beneficiadas por el incrementarse del gasto en lo relacionado con el menaje del hogar”, afirma Cramer.

“De todas las maneras tengo la sensación de que estos resultados son buenos, nada especiales y poco dañinos”, concluyó en referencia al índice Case Shiller.

Precisamente, este índice que mide el precio de la vivienda en Estados Unidos, subió un 0,8% en el mes de enero, mientras que el consenso de mercado esperaba un repunte del 0,7%. Prácticamente, en línea con lo que habían estimado los analistas.

Por tanto, el precio medio de la vivienda calculado por la FHFA ha subido estacionalmente un 0,5% y un 7,4% en cuanto a la medición interanual. Sin embargo, no será el único resultado del sector que se publicará, puesto que también estaremos pendientes de la construcción de nuevas viviendas.