Como cada quincena, Álvaro Blasco, director de ATL Capital habla de la situación del mercado de valores y el impacto que tienen las distintas noticias en el mismo.  En un entorno de descorrelación entre petróleo y los mercados. 
A pesar de haber comenzado la semana con dudas – al calor de la decisión del fin de semana en Doha – lo cierto es que poco a poco parece que los mercados van regresando a la senda positiva. ¿Cree que estamos en un buen momento para pensar que, por valoración, es atractiva la inversión en bolsa?

Vamos a ver si se confirma esta descorrelación de petróleo y mercados porque en los últimos doce meses sí hemos visto una correlación muy fuerte. Después de la reunión donde no ha habido sorpresas, hemos visto un comportamiento mejor en los mercados. Si nos centramos en eso y que estamos en plena temporada de resultados pensamos que sí puede ser momento para entrar en los mercados. Lo creemos porque a pesar de que los resultados que esperamos en EEUU serán un 9% interiores a los del trimestre anterior, con los profit warning que han lanzado las compañías habrá un porcentaje elevado de sorpresas positivas y, por lo tanto, habrá cierta reacción en el mercado.

Lo mismo nos pasa en Europa. Si nos centramos en último trimestre del año pasado pensábamos que los resultados escalarían entre un 9-10%, ahora nos hemos quedado con las revisiones en una evolución entre -0.5% y 1% y las pocas compañías que han publicado hasta ahora están sorprendiendo positivamente.  Aunque parece que en algunos sectores los incrementos de facturación son importantes, con unas cotizaciones que han sufrido mucho, sí puede ser un momento atractivo para entrar en el mercado.

Precisamente esta semana tenemos varios resultados empresariales en banca mediana, Bankinter y Sabadell. ¿Qué espera?
Lo que hemos ido viendo es que los resultados irán a la  baja y de forma significativa porque se habla de que el primer  trimestre 2016 comparada con 2015 la caída puede ser del 20%. Ahí hay entidades que se espera que lo hagan mejor y un gran número que lo harán peor. En este grupo estarían los dos grandes bancos, Santander y BBVA, esta última porque no cuenta con los extraordinarios con los que contó el año pasado cuando vendió su participación en CItic y por lo tanto la bajada puede ser más importante.

Efectivamente el sector financiero no es el que más nos puede aportar en estos momentos pero pensamos que gran parte está descontando por su cotización, exageradamente bajo respecto a su valor en libros para lo que es la situación de las entidades, y seguimos con la idea de que el sector financiero mientras los tipos sigan tan bajos, será di´ficil que puedan aumentar sus márgenes.

Esta semana tenemos reunión del BCE. No se espera nada al respecto de importancia, después de que en la última reunión decidiera sacar todo su arsenal…. ¿de qué forma puede Mario Draghi decepcionar al mercado o que éste intérprete de forma negativa?
Nosotros creemos que es una reunión de trámite pero quizás haya un punto en el que hay cierta expectación y es ver de qué manera el BCE puede incrementar la compra de bonos corporativos. Ahí estará la incógnita de si añadirá algún bono los ya reseñados y es donde hay un poco de expectación. Si no hace ningún comentario al respecto quizás habría cierta decepción al mercado pero después de la enorme batería de medidas de la última reunión es complicado que ninguno espere algo más en esta reunión.

Telefónica también es protagonista porque parece que se le atraganta la venta de O2. Hay expertos que incluso ven esta venta como una posibilidad de que la operadora pueda mantener el dividendo. ¿Lo creen así? ¿Qué le parece la operadora?
 
Telefónica está en un momento muy interesante para estar en ella porque los cambios que ha habido en la cúpula supondrá una aceleración en la dirección de todos los temas digitales de la compañía. El tema de O2 seguimos sin tener muy claro qué puede ocurrir y hay muchos comentarios sobre la sostenibilidad del dividendo pues la compañía tiene dos objetivos muy importante: mantener el dividendo en los 0,75 euros por acción y reducir de forma significativa la deuda. Los cálculos es que con la venta de O2 uy la salida de Telsius podría hacer frente a las dos cosas con holgura.  Con el resultado normal de la compañía, pagar ese dividendo es algo elevado y alguna casa podría poner incluso en revisión la calificación de la deuda de la compañía.  

Yo he leído algunos comentarios de que igual lo que tenía que hacer Telefónica es buscar un comprador diferente para mantener diferenciadas las estrategias de las compañías. Desde luego, independientemente de esto creo que es una buena opción entrar a estos precios.

¿Dígame dónde están las oportunidades en este momento?
Nosotros pensamos que hay muchas formas de jugar el mercado. Estamos centrados básicamente en Europa y dentro de ésta, sobreponderados en España. Hablando de bolsa española estaríamos en Telefónica, DIA, que ha tenido una corrección significativa y debe mejorar sensiblemente en un futuro cercano, estaríamos en Repsol a pesar de todo lo que está pasando porque oferta y demanda de crudo tenderá a equilibrase y tomaríamos alguna defensiva, como Enagás, que ofrece un dividendo muy atractivo.

Seríamos muy prudentes con el sector bancario, vamos a ver qué pasa con Bankinter. Para no decepcionar debería publicar por encima de los 100 millones de euros y es una de las entidades que recomendaríamos tener en cartera a pesar de que el objetivo está por debajo del precio de cotización y seguimos con la idea de estar en Bankia pues lo que está ocurriendo en la entidad merece la confianza de los inversores.