Los mercados entran de lleno en el segundo semestre del año con muy pocas certezas y más incertidumbres quizás de las que había en las bolsas hace solo unas semanas, lo que augura volatilidad y alguno que otro susto en los mercados.
 
Algo de lo que parece que descarta el mercado sobre todo tras el anuncio de la salida del Reino Unido de la Unión Europea es que la FED vaya a subir tipos de interés en los próximos meses. Si los datos económicos parecían aconsejar al menos un par de alzas por parte de la autoridad monetaria, los expertos consideran que si vemos algún movimiento no será hasta diciembre.

Aunque el conjunto del mercado quizá se tome bien la posibilidad de seguir algunos meses más con los tipos de interés excepcionalmente bajos, lo cierto es que la principal víctima de esta situación sigue siendo el sector financiero americano. La industria terminó el pasado ejercicio con una buena noticia, los miembros de la Reserva Fedeal esperaban subir los tipos cuatro veces en 2016, lo que hubiera representado dejar los tipos por encima del 1%.  

Eso implicó que las firmas de análisis vieran a los bancos como uno de los ganadores del  ejercicio ante la perspectiva de que la subida de los tipos iban a mejorar sus menguados márgenes y su escasa rentabilidad fruto de un contexto nefasto para el negocio financiero.

Tal y como se puede ver en el siguiente gráfico, el banco con una rentabilidad sobre activos propios (ROE) más baja es Bank of America, según los datos de Facset.  Por el contrario el que ha superado mejor esta situación es Wells Fargo, que llega a superar el 11%.

roe


Es precisamente esta decepción lo que ha llevado a  muchos bancos americanos sufran fuertes caídas en bolsa en el semestre.  Los más castigados en bolsa han sido Bank of America y Morgan Stanley, que se dejan en torno a un 20%. Los que menos caen  -aunque también empiezan el semestre en negativo- son Bank of NY Mellon y JP Morgan Chase-.

evolución en bolsa de los bancos americanos


Estos descensos han llevado la valoración de muchas de estas compañías a múltiplos casi  increíbles para entidades  tan reconocidas como los grandes bancos de este país.
De esta forma JP Morgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Citigroup y Bank of America cotizan por debajo de su valor en libros.  En el caso de las dos últimas su capitalización equivale prácticamente a la mitad de lo que contabilizan sus activos.


Esto hace que sean precisamente estas dos entidades financieras las que presentarían un mayor potencial para los analistas que siguen el valor. En concreto, tanto Bank of America como Citigroup podrían subir más de un 30% si en algún momento llegaran a alcanzar el precio objetivo que les marca el consenso.

Las que menos potencial representarían serían Wells Fargo, JP Morgan y Bank of New York Mellon y en cualquiera de estos casos el potencial rondaría el 15% desde los niveles actuales de cotización. Solo un dato, el consenso apuesta por sobreponderar a todas estas entidades financieras.

valor en libros

 
 QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“El dólar es el único activo refugio que se encuentra a precios atractivos”
“Estas acciones sin sex-appeal hubieran duplicado el valor de su cartera”