Rafael Ojeda, analista indepediente de renta variable habla sobre la situación del mercado americano,  tanto económica como bursátilmente hablando.  
 El PIB de EEUU en el primer trimestre creció solo un 0.1%, frente al 1.2% esperado. ¿Sólo se debe al mal tiempo?
El temporal puede justificar de una forma importante una caída pero hablamos de un 2.6% a un 1.2% y de ahí a un 0.1%. Cuando se produce esto, es un dato muy revelador. El mal tiempo ha sido un dato relevante pero una caída tan brutal hace prever que hay más cosas detrás, lo dirán cuando el impacto en las cuentas no sea el que ahora mismo sería.

Lo que puede ocurrir es que haya un recalentamiento en el sector inmobiliario, que los activos norteamericanos empiecen a estar caros, gasto sanitario que se está incrementando, gasto en la Seguridad Social e infraest4ructuras…con lo que el peso en el gobierno pueda ser mayor. Pero además hay una situación de que estamos llegando a un final del ciclo donde todo se pare eso invita a pensar que se acabó la fiesta.

La mayor parte de ese PIB proviene del consumo privado.

Ahora mismo el incremento del gasto público hasta cierto punto también ha forzado para que el dato fuera positivo. Como lo tienen controlado han forzado para que el gasto sea mayor pero si vemos que el consumo privado decae el gobierno tendrá que tomar el testigo del gasto privado. El problema está en que los americanos, que son muy dados a apalancarse, comienzan a ver que se ha acabado la fiesta del dinero gratis. Esto tendrá un impacto importante sobre las cuentas de los consumidores americanos, que miran mucho qué comprar y qué no. Habrá sectores como el del automóvil al que le perjudicará pero en algún momento son medidas que había que tomar.

¿Obró bien Janet Yellen reduciendo la compra de activos en EEUU? Sí,  ha hecho bien. Ha habido una cosa de la que nos hemos dado cuenta, yo tengo un plan y ese plan lo he cumplido a rejatabla. Si voy dando bandazos, los mercados no saben lo que voy a hacer y el mercado se comportará como un niño pequeño: si pataleo, Janet Yellen seguirá comprando. Tenemos que darnos cuenta que estas compras están hipotecando una generación. EEUU es el país con la mayor deuda del mundo y no puede seguir comprando porque sí.

Movimientos corporativos. Hay un resurgir de apetito de las compañías estadounidenses por compañías europeas.  ¿Por qué este resurgir?

Viene por dos motivos: actualmente los tipos de interés están a unos precios que permiten que unas compañías puedan adquirir otras a unos costes de transacción atractivos. Además, las compañías norteamericanas están ganando dinero y se están dando cuenta que el consumo en EEUU no está creciendo como tiene que hacerlo. Si yo estoy dando mucho flujo de caja y no tengo dónde invertirlo, los accionistas pedirán un incremento del dividendo, con lo que algo tienen que hacer con ese dinero. Al precio al que está la deuda tampoco interesa quitársela con lo que hay que quitarse ese dinero donde sea rentable y apetitoso comprar. ¿Por qué Europa? Porque adquisiciones en países en vía de desarrollo hay un problema de tipo de cambio que te podría perjudicar a largo plazo. Además, las compañías europeas están extremadamente baratas. Tenemos que coger el testigo de EEU y tanto Espala como Europa deben tener una revalorización importante en los últimos años. ES un movimiento obvio e interesante del que deberíamos alegrarlos.

Recomendaría inversiones tanto en España como en Europa. Estaría más plano en EEUU porque estos años ha tenido subidas importantes pero creo que estamos empezando a tocar techo y, teniendo recorrido, tiene menos que las bolsas europeas. Hay que ser más stock picker. Invertiría en casi cualquier sector siempre basado en este criterio. Sería cauto en bancos, a expensas de lo que suceda con los test de estrés, tampoco estaría en energías renovables ni en energéticas, por los cambios regulatorios.