Roberto Moro, de Apta Negocios, analiza la situación del mercado desde la óptica técnica.
La clave para pensar en mayores caídas sigue estando en los soportes que ya eran importantes la semana pasada, en el caso del Ibex 35, los 10.700 y, en el caso del Dax, los 9.770 puntos. Ya son varios los índices europeos que nos han dejado un H-C-H de corto plazo, como el Dax índice que, además, tiene una cuña ascendente con implicaciones bajistas. En la jornada del miércoles el Dax rompió el suelo de esta cuña, no quizás con los filtros suficientes y probablemente ahora estemos asistiendo a un pull back hacia los 9.700 y, por añadidura, podría buscar los 9.850, que son la tangencia con la base de la cuña.
Mientras tanto, los índices americanos no han roto soportes de relevancia, mientras que los europeos sí, aunque esté por confirmar con los filtros adecuados. Tiene que llegar una corrección más profunda, no digo que sea ahora, pero llegará. De hecho, ya hay gráficos que invitan más a tomar posiciones cortas.

Me preocupa que ayer, en plena vorágine de las caídas, todos los bancos del EuroStoxx cayeran más de un 3%. Me pregunto si tanto miedo e implicaciones puede tener Espirito Santo sobre el resto de la banca.

Dentro de la banca española, no veo oportunidades, como mucho, en Bankia, que ayer rebotó justo donde tenía que hacerlo, parándose en los 1,38 euros. Ahora bien, solo cabrían posiciones especulativas con un stop loss ligeramente por debajo de 1,36-1,35 euros.

Liberbank también se paró donde tenía que hacerlo, en el soportazo de los 0,63 euros. Mientras no cierre por debajo de este nivel, podría ser una oportunidad de compra especulativa. Si lo viéramos caer por debajo de 0,63, podría descender hasta los 0,54 y 0,48 euros.

Para ponernos cortos, aprovecharía el gráfico del CAC-40. Rompió una formación de cuña ascendente, nos ha dejado un H-C-H cuya proyección mínima ya ha sido alcanzada y, si sigue por debajo de 4.340 puntos, que el 0,618 del último subimpulso, podríamos tomar posiciones cortas buscando el origen del movimiento en 4.185 puntos.

El Dax, si no consigue volver a situarse por encima de 9.850 puntos, también podría ser un activo en el que ponerse bajistas, con stop en esta zona.

Mientras, esperaría para tomar posiciones cortas en valores, a excepción de Deutsche Bank, que no para de caer.

¿Valores para comprar en el Ibex 35? Iberdrola, Gas Natural, Enagás y Red Eléctrica. Gamesa parecía que quería protagonizar un intento tremendamente alcistas, pero no lo consiguió. Desde el lado comprador creo que sólo las utilities españolas merecen la pena ser compradas y con reservas.

En Wall Street el VIX invita a las compras mientras cotice en zonas entre 13 y 15 puntos. El problema es aguantar los vaivenes brutales que tiene el gráfico. La única manera es empezar con la tercera parte que estuviéramos dispuestos a invertir en el VIX y, cuando fuera a nuestro favor, aumentar exposición.

También sucede con el Bund. En la zona de 147-148 puntos hay muy poco a perder y sí bastante a ganar, tarde lo que tarde, pero por lógica.

Si el Dow Jones pierde los 16.600 puntos y el S&P 500 los 1.900 puntos, habría que "poner las barbas a remojar"