El mercado norteamericano ha comanzado la cotización en positivo después de la decisión que ha tomado la máxima institución monetaria europea en cuanto a la rebaja de los tipos de interés hasta el 0,05%.
La atención en la apertura de Wall Street se ha centrado hoy en la reunión del BCE. De lo que se decidiera iba a resultar una referencia importante para los inversores como así ha sido, en este caso, de manera compradora. Y es que su determinación ha sido la de reducir los tipos de interés hasta el 0,05%, además de anunciar que habrá más medidas de estímulos. Eso se ha tomado con optimismo que ha empujado a todas las bolsas, incluida la estadounidese. (Sam Zell: se avecina una corrección en los mercados)

Es lo que muchos inversores estaban esperando, aunque no es lo único. Efectivamente, el mercado norteamericano necesita más catalizadores si quiere seguir creciendo y todo pasa porque los informes macroeconómicos sigan arrojando datos que sean leídos como positivos por parte de los analistas. El miedo a una corrección existe y es por eso por lo que cualquier dato puede influir de una forma u otra. (El impacto del fin del QE)

En este caso, cada vez queda menos para que la economía de Estados Unidos vea el fin al QE. El término del tapering será el mes que viene y parece que muchos empiezan a proteger sus carteras ante lo que pueda suceder. De momento no es algo que preocupe especialmente, pero sí la determinación que terminen tomando desde la máxima institución monteria en cuanto a tipos de interés. Eso sí es una preocupación de facto. 

De esta manera, el S&P 500   comienza con subidas del 0,11%, el Dow Jones repunta un 0,12%, mientras que el Nasdaq aumenta un 0,14%. (Smith: A este mercado alcista sólo lo frenará una recesión)

Desde el punto de vista macroeconómico, hemos conocido que  peticiones iniciales de desempleo de la semana del 30 agosto subieron a 302.000 desde las 298,000 anteriores. Se trata de una cifra peor de lo que se esperaba que era un incremento hasta 300.000 solicitudes. De este modo, la media de cuatro semanas aumentó a 302.750 desde las 299.750.

También, Indicador de la consultora ADP sobre empleo de agosto queda en una creación de 204.000, lo cual es peor de lo esperado por los analistas que era de 220.000 puestos de trabajo.

Por otro lado, hemos sabido que el déficit comercial de julio se redujo ligeramente hasta los 40.550 millones de dólares desde los 40.810 de la lectura anterior. El consenso de mercado esperaba un aumento hasta los 42.200 millones de dólares. Asimismo, durante la jornada estaremos pendientes el ISM de servicios y los inventarios de crudo.

En el terreno empresarial habrá que seguir pendientes de Apple, que ayer sufrió un descenso importante. El fabricante de iPhone cayó más de un 4,2%. Tras esta bajada las dudas sobre la presentación de su nuevo terminal el próximo día 9 y aunque hay indicios de que su recibimiento será muy positivo en países como China, lo cierto es que sus perspectivas podrían palidecer con la presentación de otro teléfono de gran pantalla de su rival,Samsung. (El iPhone 6 ya causa furor en China)

Además, la empresa sigue viéndose perjudicada en bolsa por el escándalo de la filtración de iCloud de fotos de famosos. (Apple y Samsung reducen su cuota de mercado)

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,42%. El EURUSD se cambia en 1,3020 dólares. Mientras que el brent está en 102,14 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.270 dólares y el VIX 12,36  

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil,
 pinche aquí