La tensión vivida a comienzos de la semana en el selectivo español, y que le ha llevado a marcar nuevos mínimos anuales, abre de nuevo el debate. ¿Es momento de comprar o no?  La situación no hace descartar ningún escenario…ni siquiera mayores caídas.  

Los bajistas se hacen fuertes en el selectivo español. Cinco jornadas consecutivas de caídas que llevaron al Ibex35 a cerrar en los 9.800 puntos previa visita en intradía a los 9.500 puntos. Niveles en los que, dicen los expertos, nos dejan con la duda sobre si es momento de comprar o si veremos caídas mayores. Y eso que haber firmado una de las mayores caídas del año permitiría pensar que el castigo habría sido suficiente.

Nada más lejos de la realidad. De hecho, los expertos reconocen que el visitar los mínimos de octubre del año pasado no es algo raro. Estos son los 9.370 en el Ibex35 o los 2.800 puntos en el Eurostoxx50. Y no son los únicos: ayer vimos cómo los principales índices de Wall Street se desplomaban en la apertura de la sesión e incluso el Dow Jones llegaba a perder más de 1.000 puntos. Y no parece que haya terminado pues “desde 1927 ha habido 211correcciones de más de un 5% en el S&P500 y la caída media es de un 12.11%. Por eso, una vez caes más de un 5% hay más posibilidades de que se caiga más”, explica el analista Ed Yardeni. . (Ver: Nuevo ataque de pánico o inicio de un bear market?)

Momentos de pánico en el S&P500


Pero ¿qué están descontando los mercados? Para empezar, nada nuevo. Los expertos aluden a la desaceleración de la economía china, al temor que puede provocar en términos de inestabilidad de los mercados. “Al final, el principal riesgo para los mercados es…el propio mercado. El elevado apalancamiento de los inversores en activos de riesgo, dada la escasa rentabilidad de la deuda y el entorno de elevada liquidez”, reconoce José Luis Martínez Campuzano, Estratega de Citi en España.

Pero ese argumento no es nuevo. Al igual que no lo es la recuperación de las economías de Europa y Japón al calor de unos bancos centrales dispuestos a inyectar lo que sea necesario y con las expectativas más alejadas de que la FED vaya a subir tipos en septiembre. ¿Qué resta? China. La economía china ha sido clave para la recuperación económica tras la crisis y básica para mantener la bonanza de los mercados financieros la cuestión es si la caída de la economía china puede hacer desestabilizar así a los mercados. Al menos, parece que sí.

Pero ¿qué indicadores nos dicen que las caídas pueden continuar?

- El ratio put-call. Está en niveles de pánico con lo que, tomando una visión de largo plazo, es posible que haya un comportamiento aún más negativo, con lo que todavía es demasiado pronto para decir que se ven oportunidades en los niveles actuales. De hecho, este ratio – basado en el número de posiciones bajistas (puts) frente a las alcistas (calls) sobre las acciones del S&P500 – muestra que estamos en los niveles de pesimismo más altos desde 2012, según datos de Bloomberg y el CBOE. El escepticismo de los inversores está creciendo.
 
Ratio put call

Fuente: RSIDAT



- El VIX. Ayer se disparó a 45,44, nada menos que una subida de más del 60% en un solo día “y el máximo del día es el segundo máximo desde los alcanzados en 2009”. Los expertos reconocían que una vez pasado el nivel de 20, era fácil ver nuevas súbidas en el indicador de volatilidad. 
 
Gráfico VIX

- El dólar. Vean el disparo al alza del EURUSD y el desplome del -4% del USDJPY. El USD sigue cayendo sin control y es la muestra más clara de que se apuesta a que EEUU va a recibir el impacto de los problemas de China. El euro ha regresado a máximos de mayo de 2015 frente al dólar, que incluso le ha llevado a la zona de 1.17 dólares. Y sin freno. El par cerró la pasada semana por encima de la media de 200 sesiones, por primera vez desde junio de 2014, y ha sido la señal que necesitaba el mercado para atacar los 1,15. Por encima de estos niveles, pueden dar alas al par hasta las 1,18 unidades. 
 
Euro dólar
on estos gráficos, los expertos lo tienen claro: de momento, hay que dejar de pensar en buscar rebotes para entrar en mercado pues éste, está enrarecido "especialmente por la presencia de factores como la elevada autocartera de las compañías, la liquidez inyectada por los bancos centrales.... con lo que cuidado si piensa aprovechar los rebotes  pues la corrección no ha hecho más que empezar", señala Antonio Espín, analista independiente. (Ver: Los trucos aquí no funcionan. Cuidado con apostar por rebotes, la caída no ha hecho más que empezar). 

Sin embargo, como se suele decir en mercado:  muchas justificaciones,  no son ninguna. Y algunos operadores  insisten en que aunque a corto plazo los índices seguirán siendo pasto de la volatilidad, especialmente en un mes de agosto con bajos volúmenes de negociación, a largo plazo  estamos en el mejor momento para invertir.

Especialmente si pensamos que estamos en un ciclo de beneficios al alza, que seguirá habiendo sorpresas positivas en los mismos y el crecimiento a nivel mundial estará en torno al 3-3,5%. Y además, la primera subida de tipos en EEUU que "históricamente han sido positiva para las bolsas, dado que se producen por una mejora económica", reconoce Jaume Puig, director de análisis de GVC Gaesco.  Pero esa, de momento, es otra historia.