Casi ninguna firma de inversión espera grandes movimientos en la bolsa americana el año que viene; es más, lo que prevén básicamente es que el mercado acabará prácticamente en los mismos niveles en los que termine 2015.
 
Por eso a estas alturas del año, son muchas las compañías que ya avisan que lo mejor para encarar el futuro es optar por acciones con negocios y estables, dividendos y a ser posible de alta capitalización. Hay que tener en cuenta que Janet Yellen podría anunciar esta misma semana la primera subida de tipos de interés en Estados Unidos en 10 años.

Precisamente es esta subida del precio del dinero lo que podría dar valor a las acciones que pagan dividendo, en opinión de Merrill Lynch. Es más, en un reciente informe no solo se han fijado en los títulos que retribuyen bien a los accionistas para el año que viene, sino que podrían ser una buena opción para mantener en cartera de forma indefinida. ¿Cómo lo han visto?

Fijándose en aquellas compañías que se mantienen líderes de su sector y tienen un largo historial de aumentos de dividendo.

Altria: La compañía no solo fabrica tabaco, sino que también produce vino. Sus beneficios han sido robustos este año y en la firma opinan que lo seguirá siendo en el último trimestre. Los analistas piensan que el liderazgo de la empresa es indiscutible, ya que vende algunas de las marcas más conocidas a nivel mundial, como Marlboro.

Algunas entidades creen que Altria tiene un gran suelo que está sostenido por la fuerte rentabilidad por dividendo. En la actualidad ese porcentaje está en el 3,96%, muy por encima del retorno del treasury. Los analistas le dan un precio objetivo de 66 dólares, lo que implicaría un potencial de más de un 12% desde su cotización actual.

ConocoPhillips: Hace poco tiempo en Merrill Lynch incluyeron a la petrolera dentro de su lista de TOP Picks de Estados Unidos. Es una de las petroleras integradas más grandes del país y ha pasado varios años sometida a un riguroso proceso de desinversión de activos. Aunque sus beneficios han caído, debido a los descensos en el precio del petróleo, lo cierto es que su caja está repleta de efectivo.

La compañía otorga a sus accionistas una rentabilidad por dividendo del 5,78%. En Merrill Lynch le dan un precio objetivo de 77 dólares por acción, por encima del consenso, lo que representa un potencial del 30% con respecto a la cotización actual.


Dominion Resources: En estos momentos y tras las fuertes caídas de las utilties en lo que va de año, son algunos los analistas que creen que algunas empresas del sector podrían ser atractivas por valoración. Dominion es una de las mayores productoras y transportadoras de energía del país.

Los inversores de la compañía reciben una rentabilidad por dividendo del 3,9%. El precio objetivo de los analistas del banco americano está instalado en 78,39 euros, lo que implicaría un potencial de algo más de un 15% desde los niveles actuales.

Pfizer: Es una de las farmacéuticas que más valor ofrece para los inversores de cara al largo plazo, sobre todo por la fortaleza de su pipeline y su gigantesca cifra de ventas. Además, muchos analistas consideran que podría aumentar las ventas de nuevos medicamentos en los próximos cinco años.

Recientemente ha anunciado un acuerdo para fusionarse con Allergan en una operación valorada en 160.000 millones de dólares.

Los inversores de la entidad reciben una rentabilidad por dividendo del 3,41%. En la firma le otorgan un precio objetivo de 39 dólares, lo que implica un potencial de revalorización de casi un 20% desde los niveles actuales.

Recuerdan en la firma de inversión que estas acciones probablemente no generarán mucha beta en nuestras carteras, pero otorgarán uno de los ingredientes claves en la gestión para un año en el que nada parece claro; estabilidad.

Altria y comparables


QUIZÁ LE INTERESE LEER:  ¿Qué esperan los inversores institucionales para la bolsa en 2016?