El metal dorado ha experimentado un fuerte rally alcista desde antes de que se produjera el Brexit. Ya cuando empezaron los ruidos desde Asia el dinero empezó a fluir hacia este activo. ¿Le queda potencial del que aprovecharse para los próximos meses?
 
Si ha habido un activo que ha celebrado con rotundidad la victoria del Brexit ése ha sido el oro. El metal precioso ha experimentado un fuerte rally alcista que lo ha llevado a cotizar hasta niveles de máximos del 2014. Logró superar el nivel de los 1.300 dólares y su perspectiva técnica se aclaró por completo para poder visualizar un recorrido alcista mucho mayor del que hasta el momento ha presentado. Le queda camino. O eso dicen los expertos en materias primas.

El mismísimo George Soros, conocido gran inversor de origen húngaro, apostó por el oro y por mineras cuando aún no se habían producido estos maremotos en los mercados. Se anticipó a lo que vino después. Y no sólo eso. Mantiene el mismo estado de alarmismo y considera que todavía puede quedar bastante trecho al que sacar rentabilidad.

En esa misma tónica se mueve Georgette Boele, que es analista de divisas y materias primas de ABM Amor Bank. La analista tiene un famoso indicador sobre la tendencia del oro, que es uno de los más fiables desde su lanzamiento y pronostica su comportamiento en el medio plazo. Ahora señala que el metal dorado podría alcanzar los 1.425 dólares a finales de septiembre, lo cual es un 4,4% más de los niveles de cotización actuales.

Boele ya acertó los cambios de tendencia del oro en otros momentos, incluso cuando nadie las esperaba. Al inicio de 2013, fue una de las analistas más pesimistas sobre esta commodity y predijo su primera caída anual en 13 años. De esta manera, con las preocupaciones relacionadas con el Brexit unidas a las dudas sobre fortaleza de la economía global y los tipos de interés en Estados Unidos el oro ha alcanzado su mayor cota en los últimos dos años.

"Mis dos mejores apuestas las realicé cuando todo el mundo era alcista en la renta variable”, concretó Boele. En este sentido esperan “aumentos de tipos de interés en 2017, lo cual hará que previamente los precios del oro presionen al alza desde ahora hasta finales de año”. Por lo que considera que puede ser una oportunidad.

Oro alcista


Una de las cosas que cimentaron su decisión de cambiar de enfoque fue el avance del oro por encima de su promedio móvil de 200 días, un nivel visto por traders y analistas que estudian los gráficos para predecir futuros movimientos. "Después de tantos años de estar bajo presión, ese movimientos fueron cruciales para poner de relieve que la dinámica empezó a cambiar", señaló. Por eso, el avance del oro podría proseguir hasta los 1.450 dólares hasta finales de 2017.

En esa misma línea se muestran los analistas de UBS, puesto que dan una recomendación de compra sobre el oro. Explican que el metal precioso superará los 1.400 dólares la onza durante la segunda mitad de este año con todos los factores de riesgo que estos instantes tenemos sobre la mesa.

"El oro ha entrado probablemente en un ciclo alcista”, escribió de Joni Teves, analista de UBS. "Los factores clave incluyen: los tipos de interés reales en negativo, la opinión de que el dólar ha alcanzado su pico frente a otras monedas, la evolución de los mercados desarrollados, y los persistentes riesgos macro", añadió. Teves cree que la historia macro para el oro hoy en día es "más convincente que nunca”.

"Prevemos que el precio del oro para aumente su precio hasta el año 2016 y alcance la cota de los 1.500 dólares la onza a prueba a finales de año o principios de 2017 como consecuencia de las implicaciones macro de la votación Brexit, y las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos, que pesan sobre el sentimiento", también indica Michael Slifirski, analista de Credit Suisse.

Esa es la misma visión que tiene Roberto Moro, analista de Apta Negocios. Desde su punto de vista ahora mismo no hay oportunidad desde el lado de los largos en acciones y “habría que estar en subyacentes como el oro o el Euro-Libra en el lado alcistas”. En su opinión el oro también podría tener recorrido hasta los 1.500 dólares la onza. ¿Será momento de sacar provecho?