La firma estadounidense recomienda aumentar la exposición Ferrovial y Sacyr al tiempo que Berenberg reduce su valoración de Banco Sabadell

La recomendación de Carax para las constructoras del Ibex 35 es de comprar en el caso de Sacyr y Ferrovial, para las que establece potencial de revalorización del 37,1% y el 22,1%, respectivamente, con precios objetivo de 2,99 euros y 23,9 euros. Sin embargo, la entidad recomienda reducir la exposición a FCC, sobre la cual recae la posibilidad de que Carlos Slim ejecuta una OPA, para la que establece un precio objetivo de 6,12 euros desde los 6,64 euros a los que cotiza actualmente en el mercado. Carax también recomienda comprar acciones de IAG y Acciona, situando el precio objetivo de sus acciones en los 8,52 y 95,3 euros y el potencial de revalorización en el 18,3% y 25,5%, respectivamente.



Para Gamesa, una de las protagonistas de la sesión tras los rumores de una posible paralización de su fusión con Siemens aconseja vender, estableciendo un precio objetivo de 15,4 euros (actualmente cotiza a 16,8 euros). Respecto a Repsol, compañía que ha encadenado siete sesiones al alza en el selectivo español, con una apreciación del 20%, Carax rebaja su recomendación desde comprar a añadir, situando el precio objetivo en los 12,3 euros. SU valoración actual en el mercado es de 10,5 euros.
 


Jefferies International rebaja el precio objetivo de las acciones de Almirall hasta establecerlo en los 18 euros, desde los 20 euros de su anterior revisión. La firma estadounidense prevé que el valor de las acciones se sitúe en el valor que marcaban en el mercado a comienzos de enero, lo que supondría un incremento del 18,9%.
 

Nomura, por su parte, revisa a la baja del precio objetivo de los títulos de Telefónica. Según la entidad nipona, las acciones de Telefónica podrían repuntar hasta establecerse en el nivel de los 10 euros, 1,5 euros menos de los estimado en su último informe sobre la compañía española. De este modo, Telefónica gozaría de un potencial de revalorización del 1%. Amadeus, pese a experimentar una revisión al alza del precio objetivo de sus acciones (35 euros actuales en contraposición a los 34 euros del anterior informe), tiene un potencial de revalorización del -14,9%, ya que sus títulos cuentan con un valor de mercado de 40,2 euros.
 

Peor suerte corre el Banco Sabadell, cuyas acciones, según Berenberg tienen un precio objetivo de 1,2 euros, esto es, un 31,7% de su actual valoración de mercado. El nuevo informe de la firma alemana rebaja su estimación en 0,2 euros.