Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, analiza las perspectivas de los mercados mundiales de cara a finales de año. 
 
¿Estamos en un mejor momento para invertir de cara a la última parte del año?
La verdad es que este final de año los mercados están mejorando extensiblemente, no porque los resultados de las empresas vayan mejor, pues ya llevan siendo buenos trimestre tras trimestre, sino más bien los datos de inflación, que está subiendo y, con esta perspectiva de datos de inflación subiendo. Además, hemos visto una estabilización importante del precio del petróleo. Esto genera una perspectiva de subida de tipos mucho más pronta de lo que se preveía y, al final, eso es bueno para las bolsas, aunque malo para los mercados refugio (renta fija, oro). Dado que la subida de la inflación se está materializando en estos meses, está ayudando a que las bolsas suban.
 
Para los próximos meses prevemos que los datos de inflación sigan subiendo y, por tanto, que las bolsas tengan un arranque importante, tanto para final de este año, como para comienzos del próximo.
  
¿En qué mercado ve una mejor situación?
Los mercados con mejor situación de cara a final de año son los mercados donde no se han cotizado de forma adecuada la fortaleza de los beneficios empresariales, es decir, la bolsa europea y la japonesa. Ahí vemos una fortaleza importante de los beneficios empresariales, que no ha sido acompañada de una subida bursátil.
 
En cambio, no es el mismo caso que el del mercado norteamericano, donde la fortaleza de los resultados empresariales ya ha sido cotizada y ya está trasladada.
 
Viendo que las recompras de acciones en EEUU están cayendo, ¿cree que se podría esperar una gran corrección?
La bolsa de EEUU está recogiendo fielmente los beneficios empresariales que se están presentando. En la temporada de resultados de este trimestre estamos viendo crecimiento de ventas, de beneficios y sorpresas positivas en ambos ámbitos, además, hay un ratio mayor de 4x de empresas que presentan buenos resultados, que de las que presentan malos resultados. Esto nos lleva a que la bolsa de EEUU es muy estable y potente porque está acompañando a los beneficios empresariales. No hay riesgo de que la bolsa estadounidense caiga porque los beneficios son muy sólidos.
 
Por otro lado, es normal que la recompra de acciones baje cuando el mercado está bien valorado.
 
¿Dónde está el fair value del Ibex 35 para ustedes?
Valorando cada una de las 35 empresas que lo componen, calculamos que el fair value del Ibex es prácticamente 13.000 puntos. Queda un enorme margen de subida en la bolsa española, similar al de la bolsa europea. Por ejemplo, el fair value del EuroStoxx lo tenemos en 4.300 puntos.
Cuidado porque la posibilidad de subida, si analizamos por empresas, es muy dicotómica, pues hay mucha capacidad de subida en las empresas cíclicas, que en las defensivas, por lo que hay un gran descuento en los índices, pero focalizado en empresas cíclicas.
 
¿En qué compañías ven más potencial?
Las compañías que realmente tienen potencial son las cíclicas: industriales, bancos, aseguradoras. Las que han actuado de forma defensiva presentan descuentos muy pequeños. También hay excepciones, como Gas Natural, que es defensiva, pero tiene un gran potencial de revalorización que le viene de la venta de un 20% Repsol
 
¿Sigue manteniendo su recomendación sobre BBVA y Mapfre?, ¿Qué exposición tendría  a este sector?
Destacamos a BBVA y Mapfre como empresas financieras sólidas que pueden subir mucho y, aunque han subido mucho, siguen estando muy baratas y son muy recomendables, incluso a los precios actuales.
 
¿Mejor banca americana pensando en la próxima subida de tipos de interés en EEUU?
Tenemos varios bancos americanos en cartera, como Bank of America o Citigroup, y, sin duda, los bancos americanos se van a beneficiar de la subida de tipos en EEUU. La bolsa americana está a su justo precio, pero hay algunos segmentos baratos y, sin duda, la banca americana sigue estando barata porque con un entorno de subida de tipos, tiene una gran capacidad de generar beneficios superiores.
 
¿Qué factores de incertidumbre tenemos que mirar de cara a esta última parte del año?
Los factores de incertidumbre son más de índole política, que económica. De índole económica estamos registrando un buen crecimiento mundial, el mundo va a seguir creciendo por encima del 3%, la senda de beneficios empresariales es muy buena y las inflaciones están subiendo, acercándose a las subyacentes, lo que es muy bueno para las empresas cíclicas.
 
En cuanto al tema político, tenemos las elecciones estadounidenses y las italianas. Si hubiéramos visto el día después del referéndum británico el impacto de los populismos de cara a las elecciones que quedaban este año, habríamos pensado que sería alto, pero ha ido reduciéndose y no llegan a tener victorias contundentes. Los populismos, a medida que van mejorando las economías, van cediendo. El gran inconveniente que tiene Donald Trump es que la economía norteamericana lo está haciendo muy bien. Vemos un riesgo político limitado de aquí a final de año.