El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha impuesto la sanción record a la entidad financiera norteamericana por las hipotecas basura.
Bank of America pagará 16.650 millones de dólares para poner fin a las investigaciones federales y estatales en la venta de bonos hipotecarios. Se trata de la pena más dura con los préstamos que alimentaron la crisis financiera de 2008, según informó el Departamento de Justicia.

El acuerdo, que incluye 7.000 millones de dólares para compensar a los clientes y 9.650 millones de dólares en efectivo, resuelve los estudios civiles por los fiscales federales y estatales, aseguró el gobierno estadounidense.

"Esto constituye el mayor acuerdo civil con una entidad financiera única en la historia, frente a la conducta descubierta en más de una docena de casos e investigaciones", dijo el Fiscal General Eric Holder en una conferencia de prensa en Washington.

El acuerdo pone al banco estadounidense como el más castigado por las prácticas hipotecarias fraudulentas en los años anteriores a la recesión de la economía estadounidense. Ya habían sido penalizados Citigroup con 7.000 millones de dólares y JP Morgan con 13.000 millones de dólares en noviembre del pasado año. Esta cantidad también se suma a los 9.500 millones de dólares para resolver las reclamaciones relacionadas con la Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas.

Bank of America espera que el acuerdo reduzca sus ganancias del tercer trimestre antes de impuestos en aproximadamente 5.300 millones de dólares, o 43 centavos por acción después de impuestos, según informó la compañía en un comunicado. La entidad bancaria presentó un beneficio de 11.400 millones de dólares en el conjunto del pasado ejercicio.

Las acciones de la compañía suben más de un 3% después de conocerse la noticia. De hecho, han ido incrementándose según ha ido transcurriendo la jornada.