España está creciendo en cuanto al desarrollo de contenidos y activos digitales entre sus empresas, en un mercado dominado por Pymes que compiten y se adaptan a un modelo “territorial” diferente. 

El mercado de la Pyme ha crecido, sus competidores ahora son otros y la Pyme se adaptaal mundo digital con rapidez.  Evidentemente, no todas las empresas españolas necesitan una tienda, pero comparativamente con otros países de nuestro entorno, el nivel de desarrollo es casi la mitad de la de los países más desarrollados. ¿Pero mucha o poca rapidez?

Los países más desarrollados superan ampliamente el 20% de tiendas OnLine entre su tejido empresarial. Hoy en día muchos sectores en España no consideran la necesidad de una página web. Las empresas que más focalizan su estrategia digital en ecommerce, se aseguran de estar preparados para el acceso correcto desde dispositivos móviles, y las plataformas que utilizan están preparadas para ello. El 69% de las webs españolas están adaptadas

Curiosamente, la tendencia en integración de TPVs bancarios es muy baja en un país con un fuerte arraigo de sus entidades, y las empresas buscan medios alternativos de pago

De las Tiendas OnLine con TPV, el 63% incorporan la posibilidad de pago por medios alternativos (PayPal)

Entre las redes sociales, la líder es Facebook, integrada en más del 83% de las empresas españolas activas en redes sociales, seguidas con mucha igualdad de Twitter y Google+.

Adicionalmente, un 37% de las webs españolas utilizan la funcionalidad de compartir en sus webs, a fin de divulgar sus contenidos en redes sociales propias y ajenas.

En general imagen muy polarizada, con un 11% de empresas con un alto desarrollo de sus activos digitales (Tienda OnLine, adaptación a dispositivos móviles, uso de medios de pago, redes sociales,…) y un gran resto (89%) que apenas tienen una web de representación corporativa.