Mantenemos la misma cartera prudente que en el mes anterior. Es cierto que las bolsas han seguido subiendo, pero el análisis de los gráficos semanales no indican precisamente que sea el momeento idóneo para tomar posiciones agresivas en renta variable.