La ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha reconocido este miércoles que hay "mas sensibilidad" para cambiar el cálculo del precio de la luz tras la llegada de Francia a la presidencia de la Unión Europea y por ello reclama a la Comisión que aplique "medidas eficaces" y de consenso para tratar de abaratar la factura.

En declaraciones a los periodistas durante una visita a Tenerife, ha valorado que la posición ahora es "infinitamente mejor" que la que había antes del verano y ha avisado de que "no tiene sentido" seguir movilizando más recursos públicos para contener la subida de los costes energéticos que ya empieza a llegar al resto de países.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Ribera espera seguir trabajando en la búsqueda de soluciones con la comisaria europea de Energía, que visita este lunes Madrid, sin obviar que la situación es "complicada" porque va mas allá de la política energética y afecta a muchos sectores.

Así, ha indicado que el Gobierno francés sabe que "es un tema crítico" pero también están "a las puertas de elecciones" y no tienen mucho margen, aparte de que la inestabilidad política en Ucrania "impacta en los precios del gas y contribuye a alimentar la alarma".