Los inversores mayoristas españoles lo tienen claro, hay que apostar por la renta varible y eso es lo que hicieron durante los tres primeros meses del año, según el último informe del Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis Global Asset Management.

Coincide este cambio con uno de los mejores trimestres para el selectivo español desde la crisis, lo que ha provocado que , las rentabilidades han sido positivas en todos los perfiles de riesgo. Hay que hacer una puntualización, solo las carteras moderadas y arriesgadas elevaron el peso de esta clase de activos. Dentro de la bolsa, se redujo el peso de los valores europeos en los perfiles de riesgo conservadores.

Sin embargo, en las carteras moderadas y arriesgadas se aumentó el peso de la renta variable europea, sobre todo los valores de mediana capitalización en todos los perfiles de riesgo.

Juan José González de Paz, consultor sénior de inversiones en el Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis Global AM, destaca el hecho de que en el primer trimestre del año, “los inversores siguieron una estrategia bipolar o barbell a la hora de gestionar los diferentes perfiles de riesgo: redujeron el peso de la renta variable en las carteras conservadoras y lo elevaron en las carteras moderadas y arriesgadas”.

 

Variaciones activos por perfil de riesgo

 

Renta fija

En cuanto a los bonos, los inversores mayoristas prefieren duraciones más cortas y enfoques más globales en renta fija.  De esta forma, los bonos en euros redujeron su peso considerablemente a finales de marzo, mientras que aumentó el de la renta fija global, estadounidense y emergente.

Además, los inversores siguen reduciendo la sensibilidad a los tipos de interés y optando por fondos de bonos agregados con vencimientos más cortos, tanto en Europa como en EE. UU.

Explican en Natixis AM que los gestores de carteras invirtieron en fondos diversificados a corto plazo en Europa y vendieron fondos de deuda pública y corporativa a largo plazo; parece que los inversores están tratando de delegar la asignación de activos en renta fija.

Inversiones alternativas

En el primer trimestre se cambiaron las estrategias multialternativos y de deuda long/short por estrategias neutrales al mercado, tanto en renta variable como en renta fija.

“Se diría que los inversores españoles están buscando alternativas a la renta fija tradicional. Creemos que las estrategias flexibles en renta fija y las estrategias de rentabilidad absoluta pueden aportar valor a las carteras y, en este sentido, ofrecer diversificación”, apunta Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para la Península Ibérica y Latinoamérica y responsable del área US Offshore.

 

Perfil riesgo rentabilidad