Por qué entrar pronto en una acción no siempre compensa a la hora de invertir

Para encontrar la próxima gran empresa o tendencia, hay que saber qué es lo que se va a ver favorecido en los próximos años. Sin embargo, según nuestros análisis, las acciones se mueven según los factores económicos y políticos que pueden influir en los beneficios corporativos en una ventana temporal de entre 3 y 30 meses aproximadamente. En nuestra opinión, es imposible conocer las condiciones económicas y de mercado más allá de ese plazo, ya que pueden cambiar demasiadas cosas como para poder asignar una probabilidad realista a un determinado escenario. Incluso si de alguna manera se es capaz de predecir el mayor ganador del futuro, se pueden dejar de obtener importantes beneficios mientras se espera a que esa gran inversión dé sus frutos.

Pensemos en los vehículos eléctricos a principios de la década de 2010. A pesar de todo el entusiasmo que generaba la movilidad sin motores de gasolina, no estaba claro en ese momento qué empresas saldrían ganando debido a todas las incógnitas existentes. Había dudas que iban desde la duración de las baterías de los vehículos eléctricos hasta la infraestructura existente (por ejemplo, estaciones de carga accesibles y ampliamente disponibles). Algunos analistas del sector pensaban que los fabricantes de automóviles existentes -por ejemplo, la empresa japonesa Nissan- tenían ventaja, mientras que otros se inclinaban por los recién llegados, como Tesla y Fisker Automotive1. Sin embargo, algunas de esas tesis inversoras no han resultado como se había previsto. La rentabilidad anual de Nissan ha sido inferior a la de la renta variable mundial en ocho de los últimos diez años, y la empresa registró una rentabilidad anual negativa entre 2016 y 20202. Fisker Automotive suspendió la producción de su vehículo estrella en 2012 y se declaró en bancarrota en 2013, para luego reorganizarse y volver a emitir acciones al público a finales de 20203.

Además, aunque Tesla se ha convertido en la gran triunfadora de los vehículos eléctricos, su camino no ha sido fácil ni ha estado libre de baches. Tesla comenzó siendo un pequeño fabricante de automóviles que dependía de las subvenciones estatales y a menudo aparecía en los titulares financieros por no alcanzar los objetivos de producción4. Fundada en 2003, la empresa no registró sus primeros beneficios anuales hasta 20205. En cuanto a la rentabilidad, las acciones de Tesla tuvieron algunos años muy positivos, como el 324,9% de 2013 y, más recientemente, el 673,8% de 20206. Pero también hubo años de rentabilidades moderadas y negativas -como el 10,8% de 2011 y el 12,3% de 2018- y la rentabilidad del -8,3% de 20167.Incluso si los inversores reconocieron a Tesla como el productor de vehículos eléctricos con mejor rendimiento hace mucho tiempo, tuvieron que esperar mucho para demostrar que estaban en lo cierto y, en nuestra opinión, eso implica un gran coste de oportunidad (las rentabilidades potenciales perdidos por no estar invertidos en otros sectores e industrias).

Para ilustrar lo mucho que pueden cambiar las cosas cuando se trata de encontrar el próximo ganador dentro de algún segmento de inversión emocionante, piense en los productores de carne alternativa, que han recibido atención entre las publicaciones financieras que siguen los analistas de Fisher Investments España debido a la supuesta promesa de crecimiento que ofrece esta naciente industria. Es posible que uno de los productores pioneros de carne alternativa se convierta en un gigante de la alimentación en un futuro lejano y que sus acciones ofrezcan grandes rentabilidades por el camino. Sin embargo, también es posible que los productores de productos no cárnicos más destacados en la actualidad no mantengan su liderazgo y sus acciones se resientan, debido a múltiples razones. Tal vez los líderes actuales no consigan innovar y adaptarse al futuro entorno alimentario. O tal vez los competidores estén mejor posicionados para beneficiarse de la tendencia no cárnica y ganar una cuota de mercado dominante. También es posible que las preferencias de los consumidores no cambien sustancialmente, convirtiendo la carne alternativa en un producto nicho que no esté a la altura de las expectativas actuales. No creemos que los inversores puedan prever con fiabilidad este tipo de evolución a largo plazo, lo cual sería necesario para determinar qué empresas en concreto se beneficiarían más.

En nuestra opinión, muchas oportunidades de inversión que supuestamente pueden ofrecer altas rentabilidades futuras pueden entrar en la categoría de informaciones ampliamente conocidas por el mercado, ya que suelen ser temas populares entre los más destacados analistas de mercado, expertos e inversores habituales debido al potencial que perciben en dichas oportunidades. La popularidad de un tema atrae la atención y el debate sobre una determinada oportunidad, lo que motiva a los inversores a actuar mediante la compra y venta de acciones. Dado que los mercados son mecanismos de descuento de expectativas muy eficientes donde toda información ampliamente conocida queda reflejada en las cotizaciones, pensamos que el precio de las acciones de una empresa objeto de análisis por parte de muchos probablemente ya refleje esas opiniones, expectativas y datos actualizados. A menos que usted tenga una visión única de la empresa que pocos conocen, puede estar invirtiendo en base a información sobre la que otros inversores ya han actuado y, según nuestra experiencia, invertir en esas empresas puede que solo sea dejarse llevar por la moda que dicta el sentimiento inversor, más que por fundamentos empresariales aún por descubrir.

Además, la idea de que es necesario entrar pronto es una acción da por hecho que para invertir de forma exitosa es necesario obtener enormes ganancias al invertir, algo que no es cierto según la experiencia de Fisher Investments España. Ahora bien, por supuesto que es posible que los inversores obtengan grandes ganancias acertando con una sola oportunidad, pero creemos que es muy poco probable el proceder así y que puede ser un enfoque contraproducente, ya que la tesis sobre cualquier acción siempre puede tornarse errónea. Por muy tentadora y prometedora que pueda parecer una oportunidad, nunca puede haber nada seguro a la hora de invertir.

En lugar de tratar de encontrar la proverbial aguja en el pajar, Fisher Investments España cree que muchos inversores pueden encontrar el éxito en la inversión adoptando un enfoque diversificado a largo plazo. Desde 1970, la rentabilidad media anualizada de las acciones mundiales es del 10,4%8. (La rentabilidad anualizada es la tasa de crecimiento anual compuesta que generaría la rentabilidad acumulada a largo plazo durante todo el periodo). Esta cifra refleja las rentabilidades tanto de las empresas con mejores resultados, como de las peores y, por supuesto, de las empresas intermedias. Creemos que al poseer una serie de valores de distintos sectores de la renta variable, los inversores están mejor posicionados para obtener rentabilidades similares a las del mercado, lo que proporciona el crecimiento a largo plazo que muchos inversores necesitan para alcanzar sus objetivos de inversión específicos. Este enfoque de inversión significa que su cartera no repuntará con la fuerza del mejor valor del mercado en fechas recientes, pero tampoco que caiga mucho más que el mercado debido al rendimiento negativo de una sola empresa. En nuestra opinión, esta forma diversificada de invertir es la más sostenible para que los inversores alcancen sus objetivos de inversión personales.

[1] “Nissan’s CEO Makes the Case for EVs at 2009 Tokyo Motor Show” Larry Webster, Popular Mechanics, 22/10/2009.

[2] Fuente: FactSet, a fecha 14/12/2021. Rentabilidad del precio de Nissan Motor Company, en euros, 2011-2020.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

[3] “Judge Raises Concerns About Fisker’s Race Through Bankruptcy” Tom Hals, Reuters, 10/12/2013.

[4] “The History of Tesla and Elon Musk: A Radical Vision for the Future of Autos” Andrew Greiner, Ivory Sherman, Tiffany Baker, Allie Schmitz and Jen Tse, CNN Business, 22/03/2019.

[5] “Tesla Posts 1st Annual Profit but Misses Analysts’ Estimates” Tom Krisher, Associated Press, 27/01/2021.

[6] Ibid. Tesla, Inc. rentabilidad del precio, en euros, 2013 y 2020.

Estrategias de Inversión

[7] Ibid. Tesla, Inc. rentabilidad del precio, en euros, 2011, 2016 y 2018.

[8] Fuente: FactSet, a 11/03/2021. Afirmación basada en la rentabilidad anualizada del índice MSCI World con dividendos netos en euros, 31/12/1970-31/12/2020.

Nota: Fisher Investments España no hace recomendaciones de compra o venta de valores individuales. Cualquier referencia a un valor específico en el texto que sigue se hace únicamente para ayudar a ilustrar un tema más amplio que deseamos destacar. Nada de lo expuesto debe interpretarse como una recomendación sobre las compañías mencionadas.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.