Los ETPs sobre crudo captan capitales ante la caída de su precio. La semana pasada el crudo WTI perdió un 3% para cerrar en los $40/bbl; el Brent por su parte no logró apreciarse, lo que motivó a los inversores a seguir aprovechando los precios de ganga. En los ETPs largos sobre WTI, se colocaron $64.7 millones y $15.5 millones en los ETPs largos sobre crudo Brent, lo que representa un incremento del 39% y 42% respectivamente, en relación a las semanas previas.
 
Aunque el posicionamiento no comercial de los futuros en la CFTC no muestra una tendencia clara, los ETPs sobre crudo captaron importantes volúmenes de capital por segunda semana consecutiva, lo que sugiere que los inversores de ETPs mantienen la firme convicción de que los precios del crudo subirán a corto plazo. En este sentido, el ETFS Daily Short WTI Crude Oil (SOIL) registró la semana pasada una salida de capitales por $1.2 millones. Es que tras siete semanas de fuertes incrementos en los inventarios de crudo estadounidense, su crecimiento se desaceleró la semana pasada, aumentando solamente 252.000 barriles; se espera que esta tendencia continúe el año que viene.

En el informe de Perspectivas Energéticas a Corto Plazo de noviembre, la AIE prevé que aunque la oferta internacional de crudo se mantendrá en superávit durante el año próximo, se estabilizará alrededor de los 95.5 millones de barriles diarios ante la caída de la producción de crudo en EE.UU y Canadá.

Los inversores reducen su exposición al oro y la aumentan en el grupo de los metales derivados del platino (PGM). La continua caída del precio del oro agotó la paciencia de los inversores, que tras perder la semana pasada un 0.4%, retiraron capitales por primera vez en diez semanas. Más precisamente, de los ETPs sobre oro salió un total de $70 millones la semana pasada, siendo una gran magnitud no vista desde agosto de 2015. A pesar de que las importaciones de oro de China ascienden a su nivel más alto en siete meses y las ventas por el Diwali en la India generaron una mayor demanda del metal precioso en octubre, su precio se ha visto presionado por las expectativas de una subida de tipos de interés por parte de la Fed en diciembre.

En cambio otros metales, corrieron mejor suerte la semana pasada; fue el caso de los ETPs sobre platino y paladio, los cuales registraron entradas netas de capitales por primera vez desde principios de agosto. Los inversores se vieron atraídos por la caída del precio del platino a un nuevo mínimo histórico (a los $844/oz el miércoles pasado) y la del paladio a niveles cercanos a su mínimo de agosto. Por su parte la empresa Johnson Matthey, aumentó la semana pasada su estimación del déficit de los PGM para 2015, resaltando la estrechez de los niveles de oferta.

Continúa la sangría en el cobre debido al pesimismo de los inversores. El miércoles pasado el precio del cobre registró un nuevo mínimo ($4.633/MT), lo que llevó a los inversores a retirar la semana pasada un total de $10 millones en los ETPs sobre cobre. El mercado del cobre ha estado en déficit en los últimos cinco años. Si bien en 2015 se espera que se equilibre, en 2016 estaría entrando nuevamente en una situación deficitaria de acuerdo a lo estimado por el International Copper Study Group (ICSG). El ICSG publicó el viernes pasado su boletín de noviembre, en donde informa que en agosto se registró un superávit de 81.000 toneladas de cobre de bajo refinado tras un déficit en los cuatro meses previos.

Los eventos clave de la semana. Aunque el Índice de Gestores de Compra (PMI) del sector manufacturero europeo marcó en octubre una evolución estable, la contraparte estadounidense se contrajo más de lo previsto. Para confirmar lo anterior, esta semana los inversores seguirán la publicación de las estimaciones de la firma Markit respecto a este sector y la confianza del consumidor en EE.UU y Francia.

Flujos de fondos