El oro captó la semana pasada un total de $277 millones después de que el comunicado del FOMC marcara una posición levemente restrictiva, la cual no ayuda a aclarar el panorama.
 
Si bien la semana pasada el central estadounidense no tocó los intereses en su reunión de política monetaria, destacó que las amenazas contra la economía estadounidense han “disminuido” a corto plazo tras la mejora de junio del mercado laboral. De esta forma las probabilidades a que en septiembre haya un incremento han aumentado levemente, al 28%, según lo observado en los futuros sobre tipos de interés de la Fed. Asimismo en dicha semana el oro se apreció marginalmente (+2.16%) a los $1351 por onza troy. Y por segunda semana consecutiva, el platino registró la subida más fuerte (+6.15%), alcanzando los $1148 por onza troy. 

Los ETP sobre crudo captan $35.3 millones a pesar de la fase bajista en la cual ha entrado el Brent. La semana pasada los inversores colocaron el mayor volumen de capital en los ETP largos sobre crudo desde febrero ($40 millones), lo que sugiere que están aprovechando la debilidad del Brent para comprarlo barato. Desde el pico de junio en los $52.86, el Brent ha perdido más de un 20%, cayendo hasta los $42 por barril. Su más reciente retroceso viene ligado a que a medida que comienzan a reducirse los apagones, comienza a haber un exceso de productos refinados y un mayor número de plataformas de perforación activas. 

Los ETP sobre trigo captan capitales por séptima semana consecutiva. El Consejo Internacional de los Granos ha ajustado al alza (en + 7 millones de toneladas) su previsión de la producción mundial de trigo para la cosecha de 2016-17. El aumento de la oferta, junto con una revisión alcista de los inventarios abiertos, provocó la semana pasada una caída del precio del trigo en un 1.8%.

Los ETP sobre renta variable captan un adicional de $33 millones, siendo buena parte de ellos colocados en los ETP sobre robótica. Sin embargo a pesar de esto, los inversores continúan reduciendo su exposición a los ETP largos sobre renta variable europea – aunque a un ritmo más lento- ante un debilitamiento de los indicadores macro de la región. La semana pasada, de los ETP sobre renta variable de la UE, se retiraron $3 millones, después de que a mediados de junio estas colocaciones alcanzaran los $10.3 millones. 

Se incrementa la exposición al JPY por $18.2 millones. Si bien la semana pasada el Banco de Japón aumentó su volumen de compra de activos de 2.7 billones de yenes a 6 billones, no alteró ningún aspecto clave de su política monetaria. Estas medidas no colmaron las expectativas de los inversores, ya que consideran que no serán suficientes para generar una mayor inflación. De esta forma el yen se apreció un 2.85%, a los 102.30 dólares sobre el cierre de la semana. 

Los eventos clave de la semana. Este jueves tendremos la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra. Cabe recordar que los resultados de los PMI de julio mostraron indicios de una recesión en el Reino Unido, lo que lleva a los inversores a esperar un recorte de 25 puntos básicos en los tipos de referencia, del 0.5% al 0.25%. Esto permitiría al Reino Unido transitar mejor el proceso de salida de la UE. En los EE.UU, si bien la atención estará colocada sobre los índices manufacturaros y no manufactureros, lo más destacado será el resultado de los Payrolls (viernes). De marcar estos últimos otro sólido resultado tras el aumento de los 287.000 puestos de trabajo de junio, aumentarían las probabilidades a que la Fed incremente los intereses en septiembre.

Flujos de fondos semanales