La Comisión Europea ha amenazado este lunes con llevar de nuevo a Hungría ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por contravenir las normas de la Unión Europea si de aquí a tres semanas el Gobierno de Viktor Orban no levanta su veto al acuerdo alcanzado entre las aseguradoras Wiener Versicherung Gruppe (VIG) y Aegon para la venta de filiales de esta última en el mercado húngaro.

"La Comisión ordena a Hungría retirar su veto de aquí al 18 de marzo de 2022. Si Hungría no ejecuta esta decisión, la Comisión podrá decidir abrir un procedimiento de infracción ante el Tribunal de Justicia", ha avisado Bruselas en un comunicado.

El caso se remonta a octubre del pasado año, cuando los servicios comunitarios decidieron iniciar una investigación contra Hungría por aprovechar una ley de emergencia sobre inversiones extranjeras adoptada durante la pandemia para impedir al grupo Aegon vender sus filiales húngaras a la aseguradora austríaca.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El veto húngaro se produjo sin esperar la opinión de Bruselas sobre la operación, a pesar de que de acuerdo a las reglas de la UE el Ejecutivo comunitario goza de "competencias exclusivas" para evaluar las fusiones con impacto en el espacio económico europeo y los Estados miembro solo pueden tomar medidas para proteger intereses legítimos en casos excepcionales.

Tras un examen preliminar, la Comisión ya avisó el pasado enero al Gobierno húngaro de que tenía dudas de la legalidad de su decisión y de que no veía justificados los impedimentos a las operaciones transfronterizas de VIG ni consideraba que la operación pusiera en riesgo intereses estratégicos de Hungría.

Ahora, Bruselas insiste en que la posición de Budapest contraviene las bases de las reglas comunes en materia de competencia y considera que la decisión de este lunes "afirma la competencia exclusiva" de la institución para examinar las fusiones de dimensión europea.

"Los Estados miembro deben asegurarse de que sus acciones respetan este reparto de competencias para que las empresas puedan invertir y utilizar el mercado único con total competencia", ha remachado el Ejecutivo comunitario.