El Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) ha publicado este miércoles una guía sobre las mejores prácticas de gestión ambiental, social y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés), para ayudar a los aeropuertos a definir y fortalecer su marco de información ESG para anticiparse y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado financiero.

A medida que los aeropuertos siguen recuperándose, se enfrentan al reto prepandémico de invertir en infraestructuras para satisfacer la futura demanda de tráfico aéreo, asegurando al mismo tiempo que diseñan, construyen y operan de forma económicamente sostenible, inclusiva y social y ambientalmente responsable.

Por ello, los aeropuertos están adoptando cada vez más un marco de información ESG para satisfacer las necesidades de sus inversores y sus peticiones de información sobre el rendimiento y la mitigación de riesgos, al tiempo que construyen un marco institucional inclusivo que logre la buena gobernanza, el cumplimiento y la administración.

Entre las áreas de creciente interés se encuentran la salud pública, el clima, la diversidad, la equidad y la inclusión.

Según ACI, un enfoque preventivo en la materia por parte de los aeropuertos puede ayudar a estandarizar los factores importantes para los proyectos de capital y las actividades operativas, permitiendo a los aeropuertos establecer, seguir e informar sobre las métricas acordadas internamente, en lugar de responder a las crecientes y variadas solicitudes de los inversores, la contabilidad y/o las agencias de auditoría.