Hay una tendencia de fondo moderadamente positiva porque hay expectativas sobre lo que podría hacer el BCE después del discurso de Draghi en Jackson Hole., explica Antonio Cortina, del Banco Santander. 
 Estas reuniones son importantes porque los banqueros centrales dan sus opiniones. Draghi dijo que las expectativas de inflación estaban subiendo, que las políticas de la FED habían sido útiles y además puso el foco en las medidas fiscales. Esta semana el mercado podría descontar el anuncio de algún tipo de ajuste pero no creo que cumpla la expectativas que tiene el mercado, quizás un moderado movimiento alcista pero estable.

El mercado está obviando todo lo que ocurre en estos momentos desde un punto de vista geopolítico pues todo dependerá de las expectativas sobre los resultados empresariales. Como no esperamos medidas drásticas hasta diciembre, Ucrania será lo que afecte más a corto plazo.

En cuanto a los datos de crecimiento en Alemania, es importante la caída y es fundamental que veamos una mejora en los índice de confianza empresarial – algo que no sucederá esta semana – pero sí que es una base para el crecimiento de la Eurozona.

Hay que tener bolsa española. Siempre viene bien una parte, especialmente para los inversores más arriesgados, si el Banco Central no toma una acción más coo4rfindará será difícil ver una reacción fuerte de la bolsa pero tampoco veremos una reacción a la baja. Tendencia moderadamente alcista, por lo que será más apropiado para inversores arriesgados.

Declaraciones a Radio Intereconomia