No sólo las grandes ciudades apuestan por una mayor eficiencia energética. La iluminación LED se está extendiendo también por las distintas localidades de la geografía española. Este es el caso de un pequeño pueblo de la provincia de Valladolid. Torrecilla de la Orden ha llevado a cabo la renovación de su iluminación instalando la tecnología LED de Roblan con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia energética en las instalaciones del alumbrado público exterior, en beneficio del gasto público y del medioambiente.

Un total de 77 farolas LED COMET tipo Villa de Roblan iluminarán el 50% de la localidad

La ventaja principal respecto a las lámparas convencionales anteriores, es que la luz de las farolas LEDS puede ser dirigida exactamente hacia el área a iluminar. Esto evita la dispersión de la luz y la polución lumínica. Las lámparas eficientes y modernas, fabricadas por Roblan, permite múltiples opciones de ópticas para dirigir la luz y diferentes tecnologías para el control inteligente de la misma.

La innovadora iluminación en las calles de Torrecilla de la Orden supondrá también un aumento de la seguridad vial, ya que con ella se evitan los deslumbramientos para los conductores y los peatones.

Esta mejora va a permitir poder mantener todas las luminarias encendidas, gracias al ahorro energético de entre el 20 y el 30 por ciento que supondrá el cambio. El Ayuntamiento de Torrecilla de la Orden, ha sustituido las lámparas de vapor de mercurio de 80 vatios por las luminarias LED COMET de Roblan de 50 vatios. Este cambio supondrá una vida útil dos veces superior a las que había antes y el haz de luz será mucho más eficiente, menos molesto e intrusivo.

Incorporación de un sistema de regulación para un mayor ahorro energético

Teniendo en cuenta las necesidades de ahorro energético, las luminarias LED COMET integran un dispositivo de control autónomo para gestionar la potencia de la luz durante las horas de uso. El sistema calcula (mediante un cálculo algorítmico) el momento durante las horas de encendido en la que el nivel de la luz pueda ser reducido hasta un 50%, para automáticamente disminuir la potencia de la luminaria y así favorecer un importante ahorro energético. Estas horas de baja potencia suelen ser en un determinado horario nocturno en las que no suele haber movimiento en las zonas a iluminar.  Con este simple sistema se consigue mejorar la gestión de energía y evitar el pago innecesario de energía mal aprovechada.

Pero la decisión de renovar las luminarias no es sólo motivada por el ahorro energético, sino porque también “supone un ahorro de emisiones de CO2″, según afirma Pedro Alberto Paredes González, alcalde de la localidad vallisoletana. “El uso de tecnología LED, debido a su bajo consumo energético, revierte en un descenso de las emisiones de CO2 y de azufre, con lo que contribuye a cuidar el medio ambiente”.

Para Arturo Pereira, Director General de ROBLAN. “Desde la compañía estamos muy contentos por poder formar parte de esta evolución tecnológica en la iluminación vial por la que están pasando diferentes localidades de la geografía española”.

Acerca de ROBLAN

Desde sus inicios en 1970 como un pequeño mayorista de material eléctrico e iluminación en Venezuela, ROBLAN ha crecido hasta convertirse en una compañía presente en una decena de países a nivel internacional y en una de las 5 principales marcas de iluminación en la Península Ibérica.

ROBLAN tiene una amplia experiencia en el mercado, pasando por todos los eslabones de la cadena de suministro, desde la venta y la distribución hasta la fabricación de productos propios. ROBLAN es capaz de ofrecer a sus clientes servicios de valor añadido como la gestión de proyectos, el control de calidad o el servicio postventa, lo que permite satisfacer cualquier necesidad de sus clientes

Para más información visita www.roblan.com o síguenos en Twitter, Facebook y LinkedIn