MADRID, 05 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- ¿Acciones o bonos corporativos? Goldman Sachs lo tiene claro y apuesta por los títulos de las grandes empresas europeas para que los inversores obtengan mejores rendimientos. La entidad suscribe que la liquidez con la que cuentan estas compañías va directamente relacionada con su intención de repartir dividendos por lo que las oportunidades de recibir mayores retornos son elevadas."Las empresas disponen de mucho efectivo y es probable que aumenten el gasto. Sin embargo, se espera que aumenten los rendimientos en efectivo a través de dividendos y el continuo crecimiento de las recompras", aseguraron los analistas de Goldman, liderados por Christian Mueller-Glissmann, en su último informe.

EL AVANCE DE LOS BONOS Y LAS FUSIONES Y ADQUISICIONES
El informe subraya que hay signos de recuperación en M&A (fusiones y adquisiciones de compañías en sus iniciales en inglés) en Europa a lo largo del año, pero las oportunidades de inversión están todavía en el lado austero. Por esta razón, Goldman asegura que las empresas europeas aumentarán los rendimientos en efectivo a través de mayores ratios de pago de dividendos y el continuo crecimiento de recompra de acciones.
De hecho, el estudio concluye que más de la mitad de las empresas en el Stoxx Europe 600 tienen rendimientos de dividendos que están por encima de los rendimientos de los bonos corporativos.

LA BANCA, A LA CABEZA
Según Goldman, el crecimiento de los dividendos en los bancos es fuerte y se espera que los dividendos de la banca aumenten entre un 11% este año yun 20% en 2015, mientras que entre 2007 y 2011 cayeron un 44%.
Las empresas industriales, minoristas, productos de consumo y los fabricantes de automóviles también están en una sólida línea de crecimiento para el pago de dividendos.
Entre este selecto club, al que Goldman ha denominado “Dividendo de Alto Rendimiento Crecimiento” se encuentra el fabricante de automóviles BMW, el banco HSBC, la farmacéutica francesa Sanofi y la petrolera inglesa BP.

EUROPA Y LOS DIVIDENDOS
El estudio recalca que, por lo general, en Europa, el pago de una elevada rentabilidad por dividendo no siempre ha sido vista de forma positiva. Esto se debe a las empresas con los más altos rendimientos de los dividendos han estado a menudo relacionadas con problemas contables.
Por su parte, Société Générale, ha incluído en ese selecto club de altas rentabilidades a la farmacéutica GlaxoSmithKline y a la aseguradora francesa AXA.