El crecimiento mundial sigue siendo del 2,4%  pero tenemos revisión a la baja de la estimación de beneficios que han sido muy potentes y, sin embargo, los mercados cotizan en torno a 14 veces beneficios ,que son niveles razonables para tomar posiciones.
 

Lo que haremos será invertir en sectores más visibles a la recuperación. Aerolíneas, petroleras, it holdings y dejando de lago bancos, energéticas, mineras aunque poco a poco cogeríamos utilities y metales y minas.  En este sentido, hemos hecho suelo siempre que no se cumplan las peores expectativas de recesión. “El precio del crudo ha rebotado con cierta fuerza e incluso, después del fiasco de ayer del recorte de producción, lleva un +9% con lo que algo de normalización estamos viendo”.

Técnicas Reunidas. Estamos bastante fuera del sector pero se ha visto impactado por el proyecto de Canadá. “Ayer tuvo un -23%  pero dentro del sector es de los valores más defendidos por las casas de análisis en los últimos años”. Tiene calidad en sus proyectos pero sigue recortando Capex con lo que no tendrá visibilidad de aquí a seis meses. “Todo es cuestión de precios, podemos tomar alguna posición sin sobreponderar en cartera”.

Bankia. Está haciendo un ejercicio saludable y estamos asistiendo a un cambio extraordinario en el management. “No tiene nada que ver con el de la OPV, es verdad que reconoce sus errores aunque legalmente estaba atado pero no compramos bancso porque, con tipos negativos, tasa de mora…es complicado que podamos  tomar posiciones en Bankia. Pero entre un Popular, Liberbank… Bankia podría ser una opción. Tenemos recomendación positiva aunque el momentum es malo”.

¿Y Mapfre? Todavía no.  La exposición a Brasil sigue siendo un mazazo para la compañía “hay otras opciones como Siemens, Philips, Schneider o Essilor pues las españoles están tocadas por muchos frentes y no es para tenerlas”, reconoce en Radio intereconomia.