OHL obtuvo un beneficio neto de 60,4 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una caída del 11,8% con respecto al resultado obtenido en el mismo periodo de 2013.

En dicho periodo, la cifra de negocio de OHL se elevó un 2,8%, hasta los 787,1 millones, gracias al fuerte impulso del negocio de la construcción (+12,8%), que compensó la caída en concesiones y otras actividades.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía aumentó un 12,2%, hasta los 279,6 millones en el trimestre, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) creció un 17,2%, hasta 243,7 millones de euros.

El peso de la actividad internacional continúa siendo muy relevante, al representar el 77,4% de las ventas y el 86,5% de la cartera total.