Creo que EEUU está preocupado porque todo el mundo, o la mayoría, piensa que el Brexit es un asunto británico y afecta mucho a la Unión Europea porque, con un 20% de indecisos, cualquier desenlace es posible. “Vuelve a plantear dudas sobre la supervivencia del euro y que alguien tenga la idea de montar un euro a dos velocidades, con lo que volveríamos a ver un contexto de mercado muy complicado”.
 

Sobre los valores de Reino Unido, “no tendría posiciones en libras ni tendría la peregrina idea de apostar por este tipo de posición porque se crea que no pasará nada”. Jugar a adivinar estas cosas es peligroso, hay que recordar que Cameron no iba a ganar las elecciones y hoy es el primer ministro. “Hay un porcentaje muy elevado de gente que decidirá en el último momento con lo que podemos encontrarnos con que tendremos uno u otro desenlace”.

Acerca de la situación en Brasil, el experto de Bankinter reconoce que están deshaciendo posiciones en China y Brasil desde hace dos años pero ahora parece que la economía brasileña es el baile de la samba porque el mercado está desorientado. “La política en Brasil podría cambiar y no es así, tiene un problema de patrón de crecimiento agotado y la cuestión política es el reflejo de esto. La economía pasará de estar en desarrollo a una economía semi desarrollada y para esto tendrá que hacer cambios estructurales que no están haciendo y los problemas políticos son consecuencia de esto”, confirma a Radio Intereconomia. 

Declaraciones a Radio Intereconomia