Melia Hotels ha informado a través de la CNMV acerca de las grandes líneas de su hoja de ruta para los próximos años, denominadas como “Road to 2024”, y que conducirán  a ser una empresa más grande, más rentable, más digital y eficiente, y más sostenible en el año 2024.

El Vicepresidente y Consejero Delegado de la Sociedad, Don Gabriel Escarrer Jaume, se ha comprometido a dar un “salto cualitativo” en su balance y su rentabilidad tanto a corto como a medio y largo plazo, y específicamente, a reducir la deuda del Grupo en, al menos, 250 millones, así como a obtener un EBITDA de, al menos, 400 millones en 2022, excluyendo plusvalías, y a mejorar, en el año 2024, el margen de EBITDA del Grupo en no menos de 300 puntos básicos. Además, ha recordado que, como primeros pasos hacia este objetivo de reducción de la deuda, el grupo ha dejado de consumir caja tras la superación de Omicron en el mes de marzo, y que espera cerrar una nueva operación de venta de algunos activos en el segundo semestre de este año.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En el apartado de la expansión, Meliá mantendrá su foco en el llamado “Eje Vacacional” (desde el Caribe hasta el Sudeste Asiático, pasando por el Mediterráneo, Oriente Medio y África Oriental) donde ya tiene una importante presencia, y prevé mantener el fuerte ritmo de incorporación de hoteles de los últimos 12 meses, en torno a 40 nuevas firmas y 9.000 habitaciones cada año, casi duplicando la media de incorporaciones de los años previos a la pandemia.

La capacidad digital y muy especialmente, el liderazgo en Distribución, se han convertido en uno de los principales atractivos para la expansión de las marcas del Grupo Meliá bajo fórmulas poco intensivas en capital, como los contratos de gestión y franquicia que representan el 96% de los hoteles en el pipeline actual del Grupo. Además de optimizar las ventas gracias a sus canales multi-dispositivo Melia.com y MeliaPro y a su Programa de fidelidad MeliaRewards, la Compañía trabaja en maximizar el “total revenue” que incluye otros ingresos adicionales al alojamiento y pensión, en el marco de la creciente oferta de experiencias.

Desde el lado digital y de innovación, Meliá seguirá impulsando su transformación digital integral desde una perspectiva humanista e inclusiva con un foco prioritario en la formación y el re-skilling de sus colaboradores; además, ha revisado su modelo operativo para adaptar la estructura organizativa y los procesos y flujos de trabajo al entorno digital actual, incrementando la eficiencia del modelo. Más allá de la digitalización y las nuevas tecnologías, avanza con partners especializados en la implantación de nuevas prácticas y fórmulas innovadoras y/o disruptivas.

Finalmente, consecuente con su posición de liderazgo en sostenibilidad en el sector, Meliá refuerza su compromiso con el turismo responsable, y para ello, busca mejorar su Gobernanza para adaptarla al actual “tsunami” regulatorio en la materia, incrementar su ambición frente al cambio climático, y consolidar un modelo social y medioambientalmente responsable en todos sus hoteles. Como muestra de este compromiso, Gabriel Escarrer informará de la próxima apertura del primer hotel “neutro en carbono” de la Compañía, el Gran Meliá Villa Le Blanc, en la isla de Menorca.