El potencial de revalorización para las aerolíneas europeas, según datos extraídos del consenso de mercado, es para IAG del 42%, Ryanair del 26%, EasyJet del 20,3%, Lufthansa de un 9,13% y, por último, Air France de un 6,13%.

En la jornada de ayer publicábamos un análisis sobre los principales motivos que explicaban el potencial medio del +20,71% que, las casas de análisis aportaban a las principales aerolíneas europeas (ver: “Las aerolíneas europeas buscan un nuevo despegue en Bolsa”). En base a estos criterios y al potencial descrito, realizamos hoy un análisis de sus respectivas series de precios para conocer su escenario a corto plazo:

Air France-KLM (AF) el impulso alcista que parte desde los 6,68 se muestra incapaz de resolver al alza la resistencia de largo plazo situada en los 8,89, hecho que incorpora momento negativo a través de un (1) retroceso en el volumen de contratación, (2) aportación de señal de venta por parte del oscilador MACD y (3) consolidación por debajo de su media móvil de 40 sesiones que amenaza la viabilidad de los 7,793. No obstante, la estructura de máximos y mínimos crecientes de medio plazo iniciada en los 5,518 sigue anclada en favor de la continuidad de las compras de cara al medio plazo.
 
Air France-KLM en gráfico diario MACD y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

International Airlines Group (IAG.MC) la extensión a la estructura de mínimos crecientes iniciada desde los mínimos anuales de los 6,00 encuentra recientemente un nuevo espaldarazo gracias al rebote de los 6,619, rebote registrado tras la superación de la directriz bajista que parte desde los máximos del pasado mes de MAR16 en los 7,289. Dicho movimiento se apoya en un crecimiento gradual por parte del volumen de contratación y de señales de compra (ver MACD) que permiten pensar en un nuevo impulso al área de resistencias comprendidas en torno a los 7,49 / 7,289.
 
IAG en gráfico diario con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.



Lufthansa (LHA) consolida a corto plazo bajo un estrecho rango comprendido entre el techo de los 14,385 y el suelo de los 13,59, rango que le obliga a oscilar en torno a su media móvil de 40 sesiones repercutiendo, lógicamente, en un MACD sin rumbo en torno a su zona neutral y un volumen de contratación a la baja. Dicho movimiento le permite consolidar las caídas previas tras su incapacidad de superar la resistencia de largo plazo de los 15,53. Su estructura de máximos y mínimos crecientes de medio plazo invita a seguir manteniendo un sesgo al alza pensando en una resolución positiva de los 15,53 / 15,385.

Lufthansa en gráfico diario con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

EasyJet (EZJ) lucha por dar fiabilidad al área de soporte de corto plazo comprendida entre los 1.430 / 1.415 registrando un impulso al alza que bate la resistencia de los 1.492 y su media móvil de 40 sesiones, impulso respaldado por un aumento del volumen de contratación y por una reactivación por parte del oscilador MACD. Pese a que su estructura es bajista, la localización del soporte de corto plazo citado, próximo al límite inferior del rango de medio plazo, podría facilitar la labor de las compras permitiendo una resolución positiva de los máximos anuales situados en torno a los 1.582 / 1.578.
 
EasyJet en gráfico diario con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

Ryanair (RYA) se encuentra bajo un proceso de consolidación tras registrar un máximo histórico en los 15,59, proceso que deriva en una lateralidad cuyo soporte se encuentra en los 12,55. Al más estricto corto plazo, el precio sigue acumulando sesión bajo su media móvil de 40 periodos en un estrecho rango comprendido entre los 13,50 / 12,80 que deriva en un retroceso del volumen de contratación. Pese a que las medias se cruzan recientemente a la baja, su estructura de fondo es alcista y las lecturas tanto en volumen, volatilidad (ver rango de variación medio diario), así como en el propio oscilador MACD, no representan una amenaza significativa por lo que sigue siendo un valor en el que priorizar el lado largo del mercado.
 
Ryanair en gráfico diario con Rango de variación medio diario (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.