“Tras la corrección de la semana pasada, tenemos una serie de indicadores que pueden avanzar una ligera tendencia positiva en los mercados”



En EEUU, “esperamos datos favorables de crecimiento del empleo, con la creación de 200.000, y también un buen dato de ISM de confianza empresarial”.

En Europa “el dato de PMI de junio haga prever un crecimiento superior en el segundo semestre hasta el 1,6-1,8% anualizado. Lo que preocupa es la debilidad de Francia. También se espera una ligera subida del IPC de 0,5 a 0,6%”. Mientras, que la reunión del BCE será poco importante”.

En este escenario, “tras la subida del último mes y medio, el recorrido necesita nuevos impulsos. La tendencia de aquí a final de año seguirá siendo positiva, pero más modesta”.


Declaraciones a Radio Intereconomía