Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 953 millones de euros en el primer trimestre del año, un 8,4% más que en el mismo periodo de 2013.
El beneficio neto recurrente (sin extraordinarios) de Iberdrola se redujo un 4,6%, hasta los 848 millones de euros,

La eléctrica ha explicado que estos resultados reflejan "la buena marcha operativa de todos los negocios", a pesar de que éstos se ven afectados por el impacto "negativo" de las medidas regulatorias aplicadas en España desde julio de 2013, que suponen 260 millones de euros en margen bruto. Para 2014, Iberdrola estima que el efecto de estas medidas será de 380 millones de euros.

El crecimiento de su beneficio neto a la aportación de los negocios internacionales y a los resultados extraordinarios obtenidos por la venta de parte de su participación en EDP y a la desinversión de activos en Brasil.


Suscríbase gratis a las alertas de cambio de ciclo, pinchando aquí