La eléctrica ha anunciado un incremento del 7,5% en el beneficio neto durante los nueve primeros meses del año. Con unas ventas que crecieron hasta los 23.689 millones y con ratio de endeudamiento que se reduce respecto al cierre del año pasado. 

Iberdrola ha anunciado además que el beneficio bruto de explotación, Ebitda, se colocó en los 5.430 millones de euros, desde los 5.132 del mismo período del año pasado. Dice la compañía en la nota de prensa enviada a la CNMV que estos resultados se enmarcan dentro de la estrategia empresarial definida por un crecimiento de actividades reguladas – transmisión y distribución – y del negocio Renovable. Unas cifras que además se han visto impactadas por la evolución de dos las divisas de referencia de la compañía, el dólar y la libra.


En total, la compañía tiene activos por valor de 96.447 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,8% con unos fondos propios de 37.552 millones y una deuda financiera neta de 26.159 puntos, ligeramente por encima de los 25.619 millones del período previo. Aun así, el apalancamiento financiero se reduce al 41,1% y la deuda neta sobre recursos propios baja hasta el 67,7%.


México y Brasil, crecimiento de la producción a doble dígito

Por regiones, la producción neta en España se ha visto reducida en un 9,5% - hasta los 42.431 millones – con la hidráulica (-32%) y cogeneración (-17%) como principales variables que contribuyeron a ello. La compañía ha reseñado la comparación con el año anterior, que fue un año de “extraordinaria hidraulicidad”. En el lado positivo, destaca el incremento en la producción de carbón en más de un 50% respecto a las cifras de los nueve primeros meses de 2014.



Es el carbón, precisamente, uno de los segmentos más penalizados por la compañía en Reino Unido en pro de la rama de energías renovables, que incrementa su producción en más del 30%-. El dibujo en EEUU es bien diferente con un decrecimiento de más del 65% en la producción de ciclos combinados de gas frente a la subida de la misma en cgeneración.

Es en Brasil y México dónde, en términos absolutos, la compañía incrementa su producción total. De hecho, en la región carioca la incrementa en un 15,5% - hasta los 3.445 – mientras que en México suben un 12,2% en los nueve primeros meses del año.