La caída en el precio del crudo no afecta a todos por igual. De hecho, mientras las aerolíneas cotizan con subidas la penalización del oro negro en bolsa, las petroleras ven cómo sufren sus márgenes. Una situación que, en las últimas sesiones, ha comenzado a cambiar.

La revalorización que acumulan los títulos de Técnicas Reunidas en el año superan el 5%.  Por el contrario, la penalización que sufren los títulos de IAG en el ejercicio superan el 50%. (En ambas, si se tiene en cuenta el dividendo). Aunque son muchas las voces que hablan de que la mayor parte de la caída viene derivada del Brexit, también lo es que hasta el día en que se votó el referéndum la aerolína acumulaba pérdidas de más del 39% desde comienzos de año frente al 22% de caída que presentaban los títulos de Técnicas Reunidas.

Sin embargo, el “preacuerdo” al que han llegado los países productores de petróleo en connivencia con Rusia para recortar la producción, ha permitido recuperar la barrera de los 50 dólares por barril, aunque todavía son muchos los expertos que advierten de que es un acuerdo no oficial del que no se conocen detalles para entender si se traducirá en medidas concretas. De hecho, podría ser el próximo 30 de noviembre, en la Cumbre de Viena,  cuando se den a conocer los detalles del acuerdo.


Con todo, ¿cuál es la evolución esperada de ambas compañías? Para empezar, su estructura técnica es bien diferente.  IAG tiene una de las puntuaciones más bajas del selectivo español – 0,5 sobre 10 – en plena tendencia bajista de medio y largo plazo, con momento total negativo y una volatilidad creciente en el más largo plazo. Dicen los expertos que el próximo objetivo de la compañía está en no perder los 4,01 euros, nivel por debajo del cual podría ir a buscar los 3,93 euros.



%%%Te avisamos si IAG cambia de fase de ciclo en bolsa|IAG%%

La lectura en indicadores de Técnicas Reunidas mejora notablemente la puntuación  - 7,5 sobre 10 – con una tendencia que es alcista en el medio y largo plazo, un momento total positivo y un volumen decreciente en todos los plazos como único factor que podría enturbiar el actual comportamiento de la compañía.  Los soportes en el más corto plazo se localizan en la zona de 34,89 euros.