Las acciones de Oryzon suben más de un 40% en lo que va de año y un 105,22% en los últimos 12 meses. Carlos Buesa, presidente y fundador de Oryzon, nos habla de los atractivos de la compañía de cara al inversor y sus perspectivas bursátiles a corto y medio plazo. 

 

Oryzon Carlos Buesa

¿Cuáles son los principales atractivos de Oryzon de cara al inversor?

Oryzon es una propuesta con un alto potencial de creación de valor y una opción para aquellos inversores que dispongan de paciencia y les guste pensar que están contribuyendo al desarrollo de nuevas medicinas.

En los últimos meses los avances en investigación de la compañía se han visto reflejados en su valor en bolsa. A pesar de ello, ¿cree que la acción sigue infravalorada?

Oryzon es una biotecnológica, con dos moléculas, Iadademstat (ORY-1001) y Vafidemstat (ORY-2001) en fase clínica en múltiples fases clínicas. Para acometer estos ensayos, las necesidades de inversión en I+D son muy intensivas en capital. Si a esto le añadimos que en la actualidad no disponemos de ninguna acuerdo de licencia que nos genere ingresos recurrentes o royalties da como resultado una compañía con un riesgo financiero y tecnológico elevado. Esto produce siempre una dialéctica entre el valor potencial de las moléculas una vez descontado el riesgo tecnológico y financiero y la percepción diaria de los inversores en el mercado. Es sin embargo un hecho que compañías similares en el NASDAQ tienen valoraciones más elevadas que Oryzon, que cotiza solo en el Mercado Continuo español y que todos los analistas sin excepción sugieren un precio target significativamente más elevado que el reflejado por la cotización actual.

Avances paralelos en compañías estadounidenses de su sector, como ocurrió con Biogen y sus avances contra el Alzheimer, les repercutió de forma positiva al resto de biotecnológicas. ¿Tanta es la correlación?

En las últimas semanas hemos visto buenas noticias relacionadas con resultados de ensayos clínicos que se están llevando a cabo relacionados con la enfermedad de Alzheimer y que por primera vez en meses han generado una oleada de sentimientos positivos en el mercado. Los resultados presentados por BIOGEN de su fase II con el anticuerpo BAN-240 1 hace unas semanas en el Congreso de Alzheimer de Chicago arrojaban, por primera vez, una cierta señal clínica positiva en los fármacos que exploran la hipótesis amiloide.  Aunque los datos pueden parecer todavía modestos hay que recordar que es así como se ha empezado a vencer al cáncer, mediante pasos discretos que llevan a otros más firmes, a menudo en combinación con otros fármacos que exploran otros mecanismos de acción. En cualquier caso, desde julio el valor de su acción ha pasado de los 298$ a los 340$ actuales. Esto no es solo por su programa de Alzheimer, pero si en buena medida,  y refleja que el mercado premia la perspectiva de un posible cambio en el tratamiento de esta enfermedad incluso si este empieza por una modesta mejora y como consecuencia esta percepción del mercado puede tener un efecto dominó positivo para todas las compañías posicionadas en esta enfermedad. Pero además en este congreso se habló mucho de otras aproximaciones, del componente de la inflamación que producen las células gliales en el cerebro con Alzheimer y también de un posible abordaje similar al que se está haciendo en inmuno-oncologia.  Todas estas tendencias en Alzheimer podrían suponer por tanto un refuerzo inesperado a la proposición de Oryzon en el campo de las enfermedades neurodegenerativas porque Vafidemstat tiene un componente antinflamatorio muy potente y porque la inhibición de LSD1 en cáncer se ha demostrado que tiene sinergias con los agentes de inmuno-oncologia.

oryzon avances médidos y en bolsa

 

El junio la firma de banca de inversión Roth Capital Partners otorgaba a la compañía una revalorización del 210% en los próximos doce meses. Edison, por su parte, ha dado a conocer en julio que sus títulos cotizan a un nivel mucho inferior a lo que deberían y eleva el precio objetivo de las acciones de Oryzon hasta los 9,6 euros por acción. ¿Se muestra usted tan positivo en este sentido?

Si efectivamente, en Oryzon nos mostramos muy optimistas con el progresivo despliegue de los diferentes ensayos clínicos que tenemos en estos momentos en marcha. Por su ambición y su magnitud son un cambio de nivel operativo para la compañía y somos conscientes de que producen expectación no solo en la comunidad inversora sino también en las grandes farmas. Si obtenemos los resultados clínicos esperados, que respaldan la aproximación científica que realiza Oryzon a enfermedades como el cáncer o el Alzheimer estamos convencidos que se trasladará a la cotización y la compañía entrará en una nueva fase. 

En su opinión, ¿qué factores podrían truncar las buenas perspectivas de Oryzon en el mercado bursátil?

Obviamente el mayor riesgo para una compañía como Oryzon es que los ensayos clínicos no arrojen los datos esperados. Para ello la compañía está haciendo un gran esfuerzo por diversificar su pipeline como lo prueba el hecho de que antes de final de año estaremos desarrollando cinco fases clínicas II-a, esto reduce en gran manera el componente “binario” de la compañía.  Creemos además que el entorno macro de mercados tanto en EEUU como en  Europa se va a mantener razonablemente estable en los próximos 18-24 meses, lo que permitirá desplegar con calma el plan clínico de la compañía. 

Tal y como han explicado en varias ocasiones, están determinados a cotizar en el Nasdaq y la asistencia a este tipo de eventos sirve para darse a conocer ¿Se han puesto alguna fecha para salir a cotizar en este mercado?

Efectivamente, en nuestra hoja de ruta tenemos marcado como objetivo iniciar nuestra cotización en el Nasdaq. La compañía prosigue con su preparación para este objetivo pero ahora mismo sería precipitado dar un calendario, además de las condiciones idóneas de mercado y de compañía hay que realizar una serie de adaptaciones contables para conciliar con la SEC.

Si quieres leer la entrevista al completo, puedes hacerlo en el número de septiembre de la revista Estrategias de Inversión.