El Frob ha anunciado que remitirá a la Fiscalía un expediente sobre las retribuciones percibidas por la alta dirección de Caja Madrid en el que se reflejan supuestas irregularidades por importe de 14,8 millones de euros.


El organismo señala que la investigación se refiere esencialmente al periodo comprendido entre 2007 y 2010 y añade que, tras revisar esas operaciones, decidió encargar un estudio forensic a terceros independientes para "analizar eventuales responsabilidades de administradores y directivos de la entidad".

La mayor parte de la etapa investigada fue bajo la presidencia de Miguel Blesa, quien cedió el testigo a Rodrigo Rato en enero de 2010. 

El informe ha detectado que los altos directivos de Caja Madrid habrían podido cobrar "percepciones excesivas", haciéndolo en algunos casos sin que exista constancia del cumplimiento de los trámites necesarios, como el paso de esos emolumentos por los órganos de gobierno.

Por ejemplo, el expediente resalta que en 2008 se aplicó a los miembros de la alta dirección de la entidad "una subida salarial significativamente mayor que la debida (superior en algunos casos al 26%), al tomar como referencia para el incremento una masa salarial mayor que la realmente existente en ese momento".

La acción de Bankia cae por segunda jornada consecutiva. Hoy cierra con una caída del 0,7% hasta el nivel de los 1,24 euros por acción


Las pérdidas del FROB
El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) registró unas pérdidas de 1.438 millones de euros en los nueve primeros meses del año, fundamentalmente por el deterioro y resultado por enajenaciones de instrumentos financieros, según ha publicado el organismo en su página web.

En concreto, este deterioro por enajenaciones se elevó a 1.073 millones hasta septiembre, después de las ventas de Novagalicia Banco (NCG) y Catalunya Banc.

En diciembre de 2013 el FROB acordó la adjudicación a Banesco del 88,33% de las acciones de NCG Banco por 1.000 millones de euros, una operación que se formalizó en junio de este año. El pasado mes de julio, BBVA presentó ante el fondo la mejor oferta para hacerse con Catalunya Banc, entidad que adquirió por 1.187 millones de euros.