Con los mercados descontando y esperando una subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal en diciembre, entre los sectores que se beneficiarán del repunte de las tasas se encuentra el financiero, pero mucho depende de la velocidad y del suave camino con el que se lleve a cabo la subida de tipos en 2016. No debemos olvidar que un movimiento repentino y fuerte podría causar una "carnicería" en los mercados de renta fija.

Si atendemos a los mercados que mejor podrían comportarse, sobreponderamos la renta variable japonesa y europea. El mercado alemán, francés, español e italiano serán los que más se beneficien de los programas de relajación cuantitativa que aún mantiene el BCE y cuentan con valoraciones muy atractivas. Con más flexibilización económica a la vuelta de la esquina tanto en Europa como en Japón, los inversores se decantarán por aquellos mercados frente al mercado estadounidense.

No podemos olvidar que el índice S&P500, por ejemplo, ahora representa uno de los mercados con la valoración más alta del mundo, con solo India negociando por encima. El S&P 500 ha subido un 12% desde sus mínimos en septiembre ya que los miedos sobre China y la economía global han disminuido drásticamente y las declaraciones positivas sobre la economía de Estados Unidos desde la Reserva Federal han impulsado el sentimiento.

Valores candidatos

Volkswagen ha sido una de las protagonistas indiscutibles de 2015 y no por buenas noticias. Tras el escándalo que saltó en septiembre ante la falsificación de las emisiones, las acciones de la compañía han sufrido fuertes caídas y no se podrían descartar aún más descensos puesto que la confianza de los inversores sigue bajo presión. Sin embargo, ya con el fin de año a la vuelta de la esquina, Volkswagen ha conseguido remontar algo el vuelo un 23% desde los mínimos y probablemente ahora se encuentra en tendencia alcista.

Nuestro modelo "quant model" indica que Volkswagen es un valor de una calidad alta y una gran compañía dentro de la industria del automóvil. Por tanto, aunque los costes de litigio así como nuevos escándalos son, evidentemente, el mayor riesgo para el valor, creemos que el 60% de descuento respecto a la valoración histórica con la que cuenta da a Volkswagen un margen atractivo.

Dentro del mercado estadounidense también vemos atractivo. Intel se mantiene como una de nuestras acciones alpha elegidas en el segmento de compañías de gran capitalización. Tras haber caído un 27% a finales de agosto, el repunte de las acciones de Intel desde entonces ha empujado hacia un rendimiento desde principios de año hasta la fecha de sólo el -2%.

Intel se mantiene como una de nuestras acciones top alpha gracias a su alto ROIC (~19%) así como a su baja valoración (EV/EBITDA 6.9x). El sentimiento del inversor ha cambiado recientemente hacia una historia de futuro positiva de alrededor el 15% de crecimiento esperado a largo plazo en su centro de negocio de datos, además hacia unas perspectivas positivas para el segmento de core PC en 2016.

Abengoa, cerramos posiciones

Las especulaciones sobre el futuro de Abengoa, intensificadas a finales de septiembre, han vuelto después de que la compañía anunciara el preconcurso de acreedores. Además, el Comité Asesor Técnico del Ibex decidió, en una reunión extraordinaria, excluir las acciones B de Abengoa del selectivo español con efecto a partir del viernes, 27 de noviembre. Como resultado, la tasa potencial de recuperación para los inversores en bonos es muy incierta en este momento y a raíz de esta incertidumbre estamos cerrando nuestra estrategia de trading en bonos para 2021.