MADRID, 15 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Codere informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que “una vez transcurrido el periodo de gracia que fue comunicado el pasado 12 de diciembre de 2013 y en base a las actuales circunstancias de la compañía y las negociaciones en curso, ha acordado no dotar a Codere Finance Luxembourg, S.A. con los fondos necesarios para satisfacer el pago de los intereses debidos por los bonos en euros con vencimiento en 2015, por lo que el pago de los citados intereses con vencimiento el 15 de enero de 2014 no será efectuado”. La empresa continúa las negociaciones con el Comité de bonistas para reestructurar su deuda.

Además, el diario Expansión recoge hoy la investigación que ha iniciado la CNMV sobre el papel de los hedge funds Canyon Capital Finance y GSO Capital Partners como acreedores de la compañía, de acuerdo a fuentes cercanas al proceso. Tras la amenaza de nacionalización de los activos de Codere en Argentina (que aportan el 40% de sus ingresos), estos fondos compraron a Barclays, Credit Suisse y BBVA una línea de crédito senior con un nominal de unos 60 millones de euros, más otros 60 millones entre avales y letras de crédito.
Los nuevos acreedores impusieron una cláusula por la que el pago del crédito senior tenía prioridad. Además, obligaban a amortizar anticipadamente la totalidad de esa financiación en el caso de que Codere pagara a sus bonistas su correspondiente cupón semestral, incluso dentro del periodo de gracia previsto. En septiembre la línea de crédito senior fue ampliada y en la actualidad asciende a 127,1 millones de euros.

La semana pasada, Codere acordó con los fondos una renovación por otro mes, para evitar así el concurso de acreedores. Expansión señala que la deuda con los bonistas, a corto y largo plazo, asciende a unos 1.000 millones. Los bonistas pueden llegar a un acuerdo con el Consejo de Administración de CDR o tratar de ejecutar sus garantías.

M.G.