La entidad ha iniciado el año con una cifra histórica de accionistas: más de 4,1 millones de inversores confían en la estrategia del banco, que celebrará su reunión anual el próximo 12 de abril. El año pasado, la entidad batió récord de participación con un 64,55% de quórum.

santander junta de accionistas

Banco Santander se presentará ante los accionistas con los deberes hechos. La entidad ha logrado cumplir con los retos estratégicos fijados en el plan trianual 2015-2018 y ha presentado unos resultados que, en palabras del consejero delegado, José Antonio Álvarez, han superado los objetivos: “2018 ha sido un año excelente. Hemos cumplido con los objetivos que nos marcamos hace tres años en materia de vinculación y digitalización, resultados, rentabilidad, capital y evolución del dividendo. Esto nos sitúa en el punto de partida óptimo para alcanzar las nuevas metas a medio plazo que anunciaremos en el próximo Investor Day”.

Será en este acto con los principales inversores, que se celebrará apenas unos días antes de la Junta -el 3 de abril-, cuando el banco detalle su próximo plan estratégico. “El inicio de esta etapa supone un nuevo reto para todos y, como ya hicimos con el último plan trianual, seguiremos trabajando para conseguir una rentabilidad, eficiencia y creación de valor acordes con la demanda del mercado y de nuestros accionistas, que sean sostenibles en el tiempo, a la vez que construimos la mejor plataforma digital y abierta de servicios financieros”, añade Álvarez.

PLAN ESTRATÉGICO 2015-2018

plan estrategico 2015-2018 Banco Santander

 

El banco ha cumplido con el compromiso de que el beneficio por acción (BPA) crezca a doble dígito -un 11,2% en 2018-; ha continuado generando capital -el CET1 Fully Loaded ha aumentado hasta el 11,30%, 46 puntos básicos más-; y ha elevado el dividendo a 0,23 euros por acción -0,22 en 2017-. Con cargo a los resultados del ejercicio 2018, queda pendiente un último pago que se abonará en efectivo, por un importe de 6,5 céntimos, en el mes de mayo. En total, la entidad habrá destinado 3.724 millones de euros a retribuir al accionista.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, anunció en la última junta de accionistas que el consejo del banco propondrá que el dividendo de 2019 se abone íntegramente en efectivo y se fraccione de forma semestral (hasta ahora se hacía en cuatro tramos), uno a cuenta en el mes de noviembre y otro complementario en mayo. De esta forma, la entidad pondrá fin al programa Santander Dividendo Elección que puso en marcha en 2011. En los últimos tres años, Banco Santander ha ido reduciendo paulatinamente esta fórmula, lo que supone que la retribución en efectivo ha ido creciendo en detrimento del pago en acciones. En 2015, el script representaba el 25% del dividendo total. En 2016, el 19% y, en 2017, este porcentaje se redujo al 13,6%.

 

Los inversores siguen confiando en la evolución de Banco Santander, que el año pasado aumentó en 101.859 titulares su base de accionistas hasta alcanzar la cifra récord de 4,13 millones. De esta cifra, los accionistas minoritarios poseen el 39,76% del capital, mientras que los institucionales cuentan con un 59,11%. El resto, un 1,13% está en manos del consejo de administración del banco. Respecto a la distribución geográfica, el 77,29 % de los titulares de acciones Santander son europeos, frente al 21,63% de inversores americanos.

Además, el grupo cántabro fue el valor más negociado del EuroStoxx, donde cuenta con una ponderación del 1,94%. En este periodo cambiaron de manos 19.040 millones de acciones Santander, por un valor efectivo de 95.501 millones de euros, con una ratio de liquidez del 118%. Diariamente se han contratado de media 75 millones de acciones por un importe de 375 millones de euros. La contratación media diaria de BBVA, el segundo mayor banco español por capitalización bursátil, fue de 35,9 millones de acciones, equivalente a 213 millones de euros.

 

La entidad también ha mantenido el liderazgo por capitalización de los bancos de la zona euro, a pesar de las turbulencias que sufrió el mercado en los últimos meses y que afectaron con especial intensidad a los bancos. El valor en bolsa se situó al cierre de 2018 en 64.508 millones de euros, lo que le convierte en el decimosexto banco del mundo por valor de mercado.

“Nuestro objetivo es mantener la confianza y crear valor para nuestros 4,1 millones de accionistas en 170 países. Como banco responsable, la transparencia y el compromiso con los inversores y accionistas es prioritaria”, señala el banco en su último Informe de Banca Responsable. La relación con los accionistas se basa en el principio de una acción, un voto y un dividendo y en la inexistencia de blindajes. Además, fomenta la participación activa e informada en las juntas de accionistas. En 2018, Santander batió su récord de participación en la junta general de accionistas de 2018, que contó con un quórum del 64,55%. En este sentido, hace uso de las nuevas tecnologías para mejorar los procesos. En concreto, el año pasado utilizó la tecnología blockchain para el ejercicio del voto por parte de los inversores, lo que mejoró la transparencia global del voto delegado y aumentó la eficiencia operativa, la seguridad y la capacidad de análisis.

Otra de las prioridades de la entidad es mantener una comunicación fluida con los accionistas, informándoles sobre la evolución del grupo y la acción, y fomentando un diálogo constante. En 2018, la entidad lanzó un nuevo canal de ‘Atención Virtual’ a través del cual pueden mantener reuniones individuales con el área de Relación con Accionistas e Inversores. Con el objetivo de ofrecer una atención más personalizada y conocer sus opiniones, realizó cerca de 400.000 consultas y encuestas cualitativas, mantuvo 252 reuniones con accionistas y envió más de 1.000 comunicados.

En un vídeo hecho público por la entidad con motivo de la próxima Junta general, Ana Botín agradece a los accionistas su confianza y compromiso, y los anima a participar en este encuentro. “Como todos los años, más de cuatro millones de accionistas podremos formar parte en las decisiones más importantes del banco. En Santander, como banco responsable, queremos que esta participación sea lo mayor posible. Sólo con su apoyo podremos cumplir con nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y empresas”.