MADRID, 28 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Además de “valorar positivamente” el principio de acuerdo de compensación suscrito por los Gobierno de Argentina, España y México por YPF, Repsol comunicaba ayer “el pago de una retribución a los accionistas en el marco del 'Programa Repsol Dividendo Flexible' y en sustitución del que hubiese sido el tradicional dividendo a cuenta del año 2013, equivalente a 0,50 euros bruto por acción, bajo la fórmula del scrip dividend y sujeto a los correspondientes redondeos de conformidad con las fórmulas previstas en el acuerdo de la junta general de accionistas”.

Por otro lado, el consejo de administración de la petrolera suscribía “el pleno apoyo a la estrategia de la compañía y a la gestión que viene desarrollando el equipo de dirección, conforme a las mejores prácticas de gobierno corporativo. Todo ello se evidencia tanto en las tasas de crecimiento, como en resultados positivos y en rentabilidad de la acción y confirma el refrendo que los accionistas les vienen prestando por inmensa mayoría a través de su voto en las juntas generales”. No así Pemex, que controla casi el 10% del capital, y votó en contra de esta última manifestación.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Malas noticias para Sacyr, que con una participación del 9,38%, tiene una fuerte dependencia de la petrolera. Recordemos que la semana pasada los analistas fundamentales consultados por Bolsamanía subrayaban la importancia que para el grupo tiene ingresar los dividendos de Repsol, así como las puestas en equivalencia (de hecho, afirmaban que su “ausencia” podría llevarle a entrar en pérdidas, “y esto da muy mala imagen”). Por otra parte, advertían: “Si Pemex amenaza con poner en el mercado su participación en la petrolera, el precio de la acción podría caer con fuerza, y Sacyr no se puede permitir vender a corto plazo con minusvalías”.

Sacyr parte hoy de los 3,9280 euros.

C.P.O./M.G./S.C.