El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido hoy que es "más fácil" que haya cajas afectadas por la crisis que bancos, al tiempo que ha subrayado que la intención del Ejecutivo no es fusionar entidades.
"Hay que prevenir lo que puede ser un proceso de afectación de alguna entidad financiera, que pueden ser cajas; es más fácil que sean cajas que bancos, se lo anticipo", ha subrayado Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo ha señalado que el objetivo no es efectuar la reestructuración del sistema bancario, sino "salvar todo aquello que podamos del sector financiero si se ve afectado".

"Ojalá se vea afectado lo menos posible el sector cajas", ha destacado haciendo alusión una vez más a este tipo de entidades.

Asimismo, ha subrayado que no hay ningún intento de fusionar entidades por parte del Gobierno, sino de "salvar el sector en la medida de lo posible y de garantizar su competitividad en el futuro".

En este sentido, ha explicado que el Gobierno va a abrir una vía de diálogo, como ya ha hecho de "manera singular" con el PP, con el resto de fuerzas políticas, sobre el modelo que está preparando para ese proceso de reestructuración.

Además, ha indicado, la ministra de Economía, Elena Salgado, informará de los pasos que se están dando y que culminarán con un texto normativo que se remitirá a la Cámara.