La filial española de TeliaSonera, Yoigo, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) negativo de 876 millones de coronas suecas (84 millones de euros), lo que supone una mejora del 12% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía. La facturación del grupo de enero a septiembre se situó en 3.011 millones de coronas (291,07 millones de euros), frente a los 1.258 millones de coronas (124,3 millones de euros) del mismo periodo del año anterior, un incremento del 139%. En cuanto a los resultados del tercer trimestre, la compañía registró perdidas brutas de 209 millones de coronas suecas (20,2 millones de euros), lo que supone una mejora del 38% respecto al mismo periodo del año anterior.