Yell dijo que otra vez comenzó a reestructurar su deuda de aproximadamente 4.000 millones de libras esterlinas (6.600 millones de dólares), apenas ocho meses después de haber renegociado sus compromisos de mora. Yell dijo que planea ampliar el vencimiento y cambiar los términos de sus facilidades de deuda, un proceso que espera que demore hasta el otoño (boreal) y que las bajas en los ingresos y ganancias estructurales están avanzando. Se espera que las ganancias antes de interés, impuestos, depreciación y amortización retrocedan un 30 por ciento en el próximo trimestre, luego de la baja de un 20 por ciento de este lapso, estimó Yell.