Hoy ha quedado visto para sentencia el juicio que se ha celebrado en el Juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid por la denuncia de Ya.com contra Jazztel. Esta denuncia es por estar ofreciendo servicios de Internet en el mercado residencial cuando en el contrato firmado en el año 2000 por el que Jazztel vendió Ya.com al grupo alemán, por 550 millones de euros, se establecía que no lo podría hacer hasta cinco años después de que finalizará el contrato que sigue vigente en la actualidad.