Los inversores acuden al parqué estadounidense en los primeros minutos de cotización animados por los buenos resultados empresariales pero, ¿perdurarán los números verdes en Wall Street? La volatilidad sigue latente y los datos de desempleo semanales han sido peor de lo esperado, por lo que habrá que estar atentos pero, de momento, el Dow Jones ya supera los 10.200 puntos, sube un 1,08% hasta los 10,229 puntos, el Nasdaq un 1,57% y el S&P 500 un 1,50%. En el mercado de divisas, el euro cotiza a 1,28 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 76,66 dólares.
Las empresas nuevamente han dado la campanada con sus resultados. La última, Caterpillar cuya ganancia se disparó un 91% en el segundo trimestre gracias al aumento de venta de maquinaria. La empresa sube un 0,54%.

También superó las estimaciones del mercado Eli Lilly tras aumentar un 13% su ganancia (1.350 millones de dólares), gracias al incremento de las ventas farmacéuticas. Eli Lilly avanza un 1,03%.

En cambio, la nota mala vuelve a venir otro día por los datos macro y, como no, del mercado laboral. Las peticiones de subsidio por desempleo ascendieron en 37.000 en la última semana hasta las 464.000, frente a las 427.000 de la semana anterior. Una cifra que supera las expectativas.

Teniendo en cuenta todo lo que sucede más allá del halo empresarial, no es de extrañar que Ben Bernanke haya vuelto a reafirmar la intención de la Reserva Federal de mantener las tasas de interés en niveles bajos por un largo tiempo.