El parqué norteamericano se viste de rojo este miércoles. Los números negativos se han dibujado en los principales índices tras conocer datos negativos del sector inmobiliario y resultados empresariales dispares. El Dow Jones ha comenzado la sesión con un descenso del 0,17% en los 9.865 puntos, el Nasdaq bajando un 0,83% y S&P 500 un 0,64%.
Abrumado por tantos resultados empresariales, el mercado estadounidense se gira a observar las noticias macro. Hoy vienen desde varios ámbitos, entre ellos, el inmobiliario, uno de los más afectados por la crisis. Poco antes de la apertura de Wall Street se conoció que la venta de viviendas cayó un 3,6% en septiembre de forma inesperada, ya que los expertos auguraban una crecida del 2,6%. Ante estos datos, no es de extrañar que también mermaran las solicitudes de préstamos hipotecarios la semana pasada un 12,3%. Estos descensos, en parte, son debidos a la reducción de las ayudas estatales. Ahora le toca demostrar a este sector si puede salir de la crisis sin el flotador del gobierno de Obama.

También se ha conocido hoy que los pedidos de bienes duraderos aumentaron en septiembre un 1% a 165.670 millones. Esta subida es la cuarta consecutiva del año, si bien, el mercado esperaba un ascenso del 1,5%.

En el apartado de resultados empresariales, el panorama hoy es dispar. Muchas son las empresas que han publicado sus resultados entre el cierre de la sesión bursátil de ayer y la apertura de hoy, entre las más importantes, ConocoPhillips, WellPoint o Visa. Las cuentas de la primera han sentado como un jarro de agua fría pues, si ayer las empresas petrolíferas tiraban de los índices norteamericanos, hoy Conoco, tras anunciar una caída del 71% de sus beneficios, cede en Wall Street un 1,59%. También WellPoint sacó a la luz unos resultados negativos, con la disminución del 11% de sus beneficios, por lo que los accionistas hoy salen del valor haciéndolo descender un 0,56%. La buena nota la dio Visa, que colorea de verde sus cuentas trimestrales con ganancias de 514 millones de dólares, frente a las pérdidas de 356 millones del mismo periodo del año anterior. Esta tarde Visa sube un 4,44% en el NYSE.

También las principales embotelladoras de las grandes marcas de refrescos de EE.UU., PepsiCo y Coca-Cola, publicaron este miércoles sus beneficios del tercer trimestre. Por su parte, PepsiAmericas vio mermada su cuenta de resultados un 13%, mientras que Coca-Cola Enterprises hinchó su cuenta un 15%. Hoy Coca-Cola Enterprises cae un 2% en el NYSE, mientras que PepsiAmericas cae un 0,10%.

Dejando de lado la lluvia de resultados, Ford ha anunciado el hallazgo de un buen postor por Volvo, la empresa china Zhejiang Geely. Aunque no se han concretado cifras finales, Geely podría adquirir la filial del gigante de Detroit por 2.500 millones de dólares. Tras dar esta nueva, Ford cae un 4,09% en bolsa.

Si las compañías bancarias parecía que iban recobrando la salud, GMAC se ha encargado de calmar los ánimos pidiendo más ayuda al gobierno de los EE.UU. La financiera ya recibió en su día una inyección de 12.500 millones pero, en un intento por no ahogarse en las deudas, ha requerido al Ejecutivo una nueva suma: entre 2.800 y 5.600 millones de dólares. Por ello, la participación que tiene el gobierno en la compañía del 35,4% podría aumentar aún más, pero Obama debe arriesgar pues, con esta financiera, también están en juego los préstamos que General Motors y Chrysler tienen pendientes con ella. Aún así, los accionistas no pierden la confianza en el valor que hoy sube cerca de un 1%.