El consejero del Banco Central Europeo y presidente del Bundesbank, Axel Weber, aseguró que establecer un impuesto a los bonus de los altos ejecutivos de la banca, como se está discutiendo en el Reino Unido, "no es el camino correcto" a seguir y consideró que no será eficaz para fomentar comportamientos menos arriesgados en las entidades bancarias a largo plazo. Durante un acto en el Club Internacional de Periodistas de Negocios de Frankfurt, Weber apostó por que los bancos paguen primas en función del éxito a largo plazo de la entidad, tal y como recomiendan los reguladores del Consejo de Estabilidad Financiera. En su opinión, sería bueno que las entidades presentaran voluntariamente las normas de compensación a largo plazo ya que "sería lo mínimo que los bancos podrían hacer para asegurar la aceptación social de sus sistemas de compensación".