El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, defendió el firme compromiso de la institución con la estabilidad de precios y subrayó que la actual tasa de inflación en la eurozona, que en marzo alcanzó el 3,6%, se encuentra "significativamente por encima de los límites tolerables". En el transcurso de su intervención en un seminario económico en Munich, el 'halcón' del BCE destacó que el instituto emisor europeo vigilará "muy de cerca" la evolución de los acontecimientos en las semanas previas a su próxima reunión. Las palabras de Weber reafirman que una bajada de tipos de interés es todavía una opción lejana.