El índice Dow Jones de Industriales cerró hoy con un alza del 0,17% una sesión muy variable, durante la que se conocieron algunos resultados empresariales poco favorables y un notable alza en las ventas de vivienda nueva en EE.UU. en junio.
Ese indicador bursátil, que incluye a algunas de las mayores empresas estadounidenses, añadió 15,27 puntos al nivel de cierre del viernes y quedó en las 9.108,51 unidades.

El selectivo S&P 500 ganó un 0,3% (2,92 puntos), hasta los 982,18 enteros, y el mercado Nasdaq avanzó el 0,1% (1,93 puntos) y finalizó en 1.967,89 unidades.

Los principales indicadores bursátiles permanecieron en territorio negativo durante gran parte de la sesión aunque dentro de márgenes cortos respecto del viernes.

Sin embargo, se animaron algo las compras de valores poco antes del cierre, lo que permitió que el Dow finalizara en positivo por tercera sesión consecutiva y que haya logrado ganancias en diez de las últimas once sesiones.

Los inversores constataron en esta primera jornada de la semana que las ventas de casas nuevas en EE.UU. aumentaron en junio un 11% respecto del mes anterior, lo que constituye el tercero incremento mensual consecutivo y un nuevo signo de recuperación del mercado de la vivienda en Estados Unidos.