Wall Street podría arrancar la sesión con ligeras pérdidas por la decepción causada por los resultados trimestrales de Texas Instruments, a lo que se suman también las decepcionantes cuentas de DuPont, según agentes. La decisión de American Express de elevar sus provisiones para préstamos impagados en el marco de unas peores condiciones crediticias tampoco sentará bien al mercado.
Según IG Index, el índice DJIA podría abrir con una caída de 10 puntos hasta 13.933. Por su parte los futuros del S&P 500 cedían 1,40 puntos hasta 1.547,60 mientras que los del Nasdaq 100 cedían 5,25 hasta 2.048,25. “Hoy es un día muy activo en el frente empresarial ya que aproximadamente 150 compañías publicarán sus resultados de segundo trimestre”, apunta Omer Bhatti de Worldspreads.com. American Express estará en el candelero hoy tras dar a conocer anoche un beneficio de segundo trimestre superior a las expectativas, aunque se vio obligado a aumentar la cantidad de dinero reservada para los préstamos impagados para hacer frente al actual empeoramiento de la calidad crediticia. Por su parte las cuentas de DuPont tampoco acabaron de convencer: el gigante químico dijo hoy que su beneficio se mantuvo prácticamente plano en el segundo trimestre, ya que la subida de las ventas se vio contrarrestada por el aumento de los costes energéticos y de investigación biotecnológica. En el sector tecnológico Texas Instruments también podría sufrir ventas, ya que el especialista en la fabricación de microprocesadores para teléfonos, calculadoras y televisores registró un descenso en su beneficio neto en el segundo trimestre, afectado por elementos excepcionales y una caída en el mercado de 'chips' en varios sectores. Además, su previsión para el tercer trimestre también decepcionó a algunos inversores. Algunas compañías sí dieron buenas noticias al mercado, como es el caso de Eli Lilly, que presentó unas cuentas mejores de lo previsto y elevó su previsión de beneficio por acción de 2007. Por su parte PepsiCo registró un crecimiento del 15% en el beneficio neto del segundo trimestre, hasta 0,94 dólares, aportando cada una de las divisiones del grupo al repunte del 10% en las ventas y del 9% en el beneficio operativo. Además, PepsiCo elevó la previsión de beneficio para el conjunto del año hasta al menos 3,35 dólares por acción.