La bolsa de Nueva York ha logrado cerrar al alza y anotarse nuevos máximos históricos en dos de sus principales indicadores, el Dow Jones y el S&P500, gracias al empujo de las acciones de Wal mart y a pesar de la fuerte caída del mercado chino y el alza del crudo, que se sitúa por encima de los 66 dólares el barril.
El Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, registró un alza del 0,06%, hasta las 13.676,32 puntos, el cierre más alto de su historia. Mientras que el tecnológico Nasdaq rebotó un 0,17% hasta los 2.618,29 puntos y el S&P500 ganó un 0,18%, hasta el nuevo récord de 1.539,18 puntos. La bolsa neoyorkina logra así una nueva hazaña apoyada, principalmente, por los rumores corporativos. El fabricante de las populares agendas electrónicas,Palm subió en bolsa más de un 9%, después de que The Wall Street Journal publicara que podría vender un 25% de su accionariado a la firma de capital riesgo Elevation Partners. No abandonamos el sector tecnológico porque este lunes conocíamos que Flextronics adquiriá Solectron por unos 3.600 millones de dólares. La noticia ha tirado de la compañía un 15,7%. El gigante minorista,Wal Mart también apoyó este movimiento alcista al sumar casi un 3%, después de que la compañía anunciara que estudia recomprar acciones propias por valor de 15.000 millones de dólares y en la jornada en la que JP Morgan mejorara su recomendación sobre el valor hasta sobreponderar desde neutral. El banco de inversiones augura que Wal Mart abrirá menos establecimientos este año en EEUU para reducir gastos. Entre otros protagonistas de la jornada encontramos a General Electric, que sumó cerca de un 1%, después de que la prestigiosa revista Barrons publicara la posibilidad de dividir este conglomerado industrial en diferentes empresas.